Vincent

.
Dio un paso atrás para ver mejor el resultado y compararlo al original, como solía hacer siempre. Cualquiera diría que el parecido era increíble, una verdadera obra de arte.

Sin embargo, al desviar la mirada a los lienzos descuidadamente apilados que había estado llenando en los últimos días, sólo sintió que este era uno más para el montón. Faltaba algo. Siempre faltaba algo. Nunca lograba percibir a la perfección la belleza de sus modelos.

Puestas de sol, verdes campos en flor, paisajes otoñales, ramos de flores…; todos estaban allí mal amontonados, nunca iguales a los originales. No podía plasmar a la perfección lo que veía, a pesar de que su vida estaba dedicada por entero a ello. Era imposible.

De repente, una nube que cruza el cielo permitió al sol ocupar su lugar sobre la casa. Los rayos iluminaron el ramo de rosas a través de la cristalera como no lo habían hecho en toda aquella tarde, con una belleza indescriptible.

El lienzo, sin embargo, carecía de vida; su mayor defecto.

Entonces, airado, apretó el pincel que sostenía en la fría mano con tanta fuerza que partió en dos pedazos. Dejó caer un trozo al suelo y fijó la vista en el otro. Lo asió con ambas manos, con la parte astillada hacia sí y, con un golpe seco, se lo hundió en el pecho.

No sintió dolor, sólo el aceite derramándose por entre sus manos y cayendo al suelo. Poco a poco, sus sistemas se fueron apagando. Tras escasos segundos se desplomó sobre el lienzo, aplastándolo contra el suelo, cayendo ambos rendidos a los pies del iluminado y vivo ramo de rosas.

Se acaba de perder una obra de arte.
Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.