Cambio


Ya no veía en su rostro ni en su corazón a aquel niño con el que juré eterna amistad. Sin embargo, en ocasiones, la mirada de sus ojos me dejaba apreciar ciertos vestigios del pasado. El hombre que tenía ante mí ya no era mi Jimmy, sino un nuevo John, tan cambiado y misterioso que nada previsible podría esperar de él. Había creado a su alrededor un halo de extrañeza, una coraza infranqueable para cualquiera que le hubiese conocido con anterioridad. Pero yo tuve la suerte de poder penetrar en su interior. No sé si fue el mismo John el que me dejó invadir (aunque sólo por unos instantes intermitentes) su más profundo ser, sus pensamientos. Creo que así sucedió. A través de sus ojos, de su mirada, que a menudo se esforzaba por ocultar, pude ver un rescoldo de la luz que brilló en ellos hace tantos años. Y aunque era una luz más débil, supe que con ella me pedía ayuda.

Entonces no podía imaginar lo que John llevaba en su corazón, en su mente, en su alma. Algo importante debió ocurrirle para cambiarlo de aquel modo. Ahora era una persona extraña para mí, pero al mismo tiempo muy cercana. Ya no le conocía, pero dentro de mí pude sentir que eso no me importaba (también yo había cambiado). Quería que no fuese así. Quería y necesitaba al Jimmy que me acompañaba de niña, en el que confiaba ciegamente y con el que no tenía secretos. Tenía miedo de que todo eso hubiese terminado. Sin embargo, una sensación recorría mi cuerpo y mi cabeza. Mi corazón me decía que aquel hombre iba a ser tan especial o más de lo que había sido mi amigo de la infancia. John me atraía de una manera inexplicable. Había algo en su interior que me absorbía. Él podía comprenderme y yo a él. Seguíamos siendo un complemento, pero ahora con más fuerza que antes.

Ana María Rubio


Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.