III Concurso de Microrelatos Vía Magna

Aquel fue un maravilloso día con cielo azul y ligera brisa alpina, una hermosa jornada en la que el pequeño Andrés descubrió lo que significaba la palabra ‘tristeza’. En contrapunto a la alegría que sentía, como cada vez que subía a su colina favorita a contemplar el paisaje de la sierra madrileña, aquel vacío que se apoderaba irremediablemente de él lo acongojaba demasiado. ¿Por qué notaba el estómago arrugado, como si le hubiesen golpeado duramente? Y esa sensación de ahogo que apenas le dejaba respirar… Notaba cómo las lágrimas iban asomando a sus ojos, casi involuntariamente, pues él no se sentía enfermo ni dolorido como para llorar. Pero necesitaba llorar y liberar la opresión que tenía en el pecho. Lentamente dejó de luchar contra lo inevitable y los leves suspiros iniciales dieron paso poco a poco a incansables sollozos. Allí estaba Andrés, sobre su colina favorita, sentado en una roca junto al familiar pino que lo veía creer desde hacía cinco años, con la vista clavada en un gorrioncillo tirado en el suelo, con las patas estiradas, el pico medio abierto y las alas caídas, incapaz de moverse, incapaz de volar de nuevo. La vida rebosante del pajarillo se esfumó en el momento en el que una piedra lanzada con crueldad chocaba contra el cuerpecillo, mientras Andrés lo veía caer a sus pies, sin saber cómo había ocurrido y por qué él se sentía así.

Ana María Rubio
Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Muy lindo! Por qué no lo mandás también a www.cuentosymas.com.ar
    Allí publican cuentos muy buenos!!

    ResponderEliminar

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.