Ha muerto JD Salinger

.
.
.

Dicen que los buenos libros son aquellos que nunca se olvidan ,que se quedan impregnados para siempre (o casi) en nuestra memoria, como esos recuerdos felices o infelices que nunca se pierden en los recovecos de nuestra historia. También dicen que los buenos libros son los que soportan dos o más lecturas por parte de un mismo lector...

En fin, supongo que libros buenos habrá para todos los gustos. Pero si tenemos en cuenta las dos afirmaciones que yo he utilizado para nombrar a los buenos libros, tengo que reconocer que recuerdo haber leído El guardián entre el centeno, es uno de esos libros que uno recuerda haber leído en el pasado (aunque reconozco que si alguien me pide ahora que le cuente de qué va... va listo). La verdad es que lo leí por obligación. Sí. Fue en 1º de BUP, a las órdenes de una profe de lengua muy joven que creyó que la lectura de esta novela nos sería de provecho... aunque luego también suspendió, o quiso suspender, a una de sus alumnas por presentar un relato con tacos incluidos, ¡qué escándalo! Ése escándalo fue uno de los primeros fregados de mi vida, esas causas perdidas que uno defiende porque cree que son una injusticia. La verdad es que me pilló en una edad idiotizada en la que apenas me importaba la injusticia, lo reconozco, pero era la lucha entre una compañera (que además estaba buenorra) y una profesora, e indudablemente muchos nos pusimos del lado de nuestra compañera de pupitre (aunque tengo que decir que no valió de nada y que la pobre Laura tuvo que borrar los tacos para aprobar), cosas de una profesora inconstante (creo yo).

En fin, que recuerdo haber leído el libro, no lo que decía, aunque sé que no me disgustó, recuerdo una pistola (a lo mejor me lo invento) y conversaciones entre adolescentes perdidos, nada más, en serio. Por eso me compré el libro hace unas semanas (y por eso sigue en mi estantería sin abrir). El caso es que ya no me lo podrá firmar Salinger (broma de mal gusto, lo sé), aunque tampoco lo habría hecho, porque como dicen todas las noticias, biografías y demás se volvió un viejo huraño obsesionado con las mujeres que parecía odiar a casi todo el mundo (o al menos que no aguantaba a la gente, sencillamente).

Ahora El guardián entre el centeno volverá a estar de actualidad, el año que viene será lectura obligada en millares de institutos y facultades, se harán exámenes sobre él y más historias. Salinger pasará a formar parte de los libros de historia (antes en blanco y negro y ahora en color, como las Copas de Europa del Madrid), se le estudiará y se dirán sobre él barbaridades y certezas por igual. Lo que está claro es que una novela escrita por un hombre que se ha tirado 50 años aborreciendo a la gente, publicada a "nosecuantos" idiomas y con unas ventas que superan los 60 millones de ejemplares tiene que ser un buen libro a la fuerza.

Tendré que releerlo para dar mi opinión personal y que Salinger, por fin apartado para siempre de la gente que tanto le molestaba, descanse en paz.
Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.