Soledad Puértolas, nueva "miembra" de la RAE

.
.
.
Ya sabéis que yo tenía (soy Javi) un profesor que nos decía en el cole que la RAE era como el detergente (por eso de que pile, limpia y da esplendor). Pues bien, con la decisión de incluir a la quinta mujer en uno de sus sillones (la g minúscula) creo que la Academia de la Lengua ha querido ser aún más limpia ella misma.

No es posible que una entidad como esa, en un país como es el nuestro tenga un porrón de señores y sólo cinco señoras en sus sillones de letras (y no es por asuntos de números y eso). Como dice Ana María Matute "hay muchas mujeres que se merecen estar aquí y no están y muchos hombres que están sin merecerlo".

El caso es que con Soledad ya son cinco las mujeres (Ana María Matute, Carmen Iglesias, Margarita Salas e Inés Fernández-Órdóñez) las que forman parte de esta regia institución. Sabemos que no debería ser noticia que entrase una mujer a la RAE (o al menos debería ser igual de noticia que lo hiciese un hombre). Pero teniendo en cuenta que desde que existe la Academia, sólo han formado parte de ella un puñado de mujeres, pues eso, que sobran las palabras ¿no?

En fin, que desde Castillos en el Aire felicitamos a Soledad y esperamos que en el futuro más sillones de la RAE se femineícen (o como se diga).
Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

3 comentarios:

  1. Yo creo que los puestos son para quienes lo merecen. La vida no es justa, pero no lo es al margen del género que aterrice en un sillón. Tan justo como injusto podrá ser en un momento dado que esté una mujer ocupando un puesto determinado. Por introducir "miembras" por el artículo 33, a veces pasa lo que pasa y nos vemos como nos vemos. La igualdad pasa por dejar de asombrarse o enojarse por los porcentajes. También tendrá algo que ver el número de mujeres con respecto al de hombres que en una época hayan alcanzado un determinado nivel cultural o de preparación específica, y cuando se llegue al 50%, podremos empezar a hablar de porcentajes.

    Besos,

    Encarna

    ResponderEliminar
  2. Estando totalmente de acuerdo contigo, querida Encarna tengo que decir que a lo largo de la historia han existido muchas mujeres que merecían estar en la "cumbre" y no lo han estado, aunque si es un problema de cuotas y porcentajes a nosotros tampoco nos gusta el 50 % impuesto, claro que no.

    ResponderEliminar
  3. exacto, Javier. Por eso he dicho "épocas". La humanidad evoluciona en algunos aspectos de forma positiva. Creo que en aquellas comunidades en las que la mujer va consiguiendo el lugar que le corresponde -tampoco hay que echar las campanas al vuelo-, demuestra claramente su valía a los ojos de la sociedad (porque siempre la ha demostrado con o sin reconocimiento). A mí a veces me gustaría tener sombrero para poder quitármelo ante algunas mujeres, jejejeje. No es que no reconozca la valía del hombre, es que considero que, todavía hoy, tiene mucho mérito ser mujer y lograr, como Soledad Puértolas, un lugar entre los grandes.
    Besos para ti

    ResponderEliminar

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.