Si no despierto

Lauren Oliver

Con más de 20.000 ejemplares vendidos en un mes en EEUU y traducciones al alemán, italiano, portugués, finlandés y español, se ha convertido ya en un éxito internacional.


Samantha Kingston parece tenerlo todo a su favor: es guapa, es popular y sale con el chico perfecto. "Si el instituto fuese una partida de póquer, Lindsay, Ally, Ellody y yo tendríamos el ochenta por ciento de las bazas en nuestras manos", afirma.

Lindsay, la chica más envidiada del instituto, y ella se hicieron amigas a los doce años:

"Fue ella la que me eligió a mí. Después de años de esfuerzos, yo había logrado escalar desde las filas de los pringados hasta, digamos, la clase media. Lindsay ya era popular desde primero, cuando llegamos a Ridgeway. (…) Lindsay pertenece a esa clase de personas cuya presencia te emborracha".

El viernes 12 de febrero Sam se levanta refunfuñando cuando viene a despertarla su hermana Lizzy, de ocho años, a la que lleva tiempo sin hacer demasiado caso a pesar de que ella la idolatra. Hoy celebran el día de Cupido en el instituto y ella espera recibir al menos 15 rosas, entre ellas varias de Rob Crokan, el chico del que lleva enamorada desde sexto curso y con el que sale desde el año anterior. Rob le manda una única rosa con la frase "Feliz día de Cupido. TQ." Y añade "¿Contenta?". A pesar de que Sam sabe que es la envidia de muchas de sus compañeras por ser la novia de Rob, no puede evitar preguntarse si está enamorada de él y, sobretodo, si él siente algo por ella. En cambio, Kent McFuller le manda una rosa preciosa con un divertido dibujo en la tarjeta.

"Nunca he comprendido a Kent. Bueno, hace años sí que lo entendía; de hecho, cuando éramos pequeños siempre estábamos juntos –fue mi mejor amigo, además del primer chico con el que me besé-, pero desde que pasamos a secundaria se fue haciendo cada vez más raro. (…) Kent está loco por mí desde hace años. Tal vez desde aquel primer beso."

Desde que se enteraron que Juliet Skyes no recibe ninguna rosa, las cuatro amigas tienen la costumbre de mandarle una con una tarjeta que dice "Tal vez la próxima vez haya más suerte…o no". Sam piensa que si se lo hicieran a otra persona tendría mala conciencia pero no cree que a Juliet le importe demasiado porque, según ella, "está pirada". De niña, Juliet era la mejor amiga de Lindsay y Sam no sabe por qué se pelearon y ésta le cogió manía.

Lindsay y ella se saltan la primera clase de la tarde y, al pasar frente al restaurante chino, ven a dos chicos de su clase, Alex Liment y Kati Trujillo. Todo el mundo sabe que Alex engaña a su novia Brianna con Katie desde hace meses pero, como no soportan a Brianna, deciden que no van a ser ellas quienes se lo digan.

Ese mismo día por la noche, van a una fiesta que Kent da en su casa durante la que aparece Juliet Skyes y acusa a Lindsay de ser una "bruja" y "una mala persona". Al principio, Lindsay parece asustada, pero las cuatro amigas reaccionan echándola a empujones de la fiesta y deciden volver a casa.

Cuando van en el coche de regreso, el cigarrillo que estaba fumando Lindsay se le cae de entre los labios, se le cuela entre las piernas y se pone a dar manotazos al asiento para apagar las brasas. Las ruedas del coche derrapan sobre el asfalto mojado y un destello blanco aparece delante del coche. En ese momento el coche se sale de la calzada y se hunde en el bosque.

"Oigo un chirrido espantoso –metales chocando, cristales rompiéndose, el coche doblándose por la mitad- y noto que huele a quemado. Me da por preguntarme si Lindsay habrá podido apagar el cigarrillo...Y luego…"

El viernes 12 de febrero debería haber sido un día más en su vida. Pero, es el último. O más bien los últimos, porque Samantha se despierta una y otra vez en la mañana del viernes 12 de febrero y vuelve a vivir la misma jornada siete veces… hasta que se da cuenta de que en su mano está realizar cambios minúsculos que supondrán diferencias enormes.

"Me estremezco al darme cuenta de lo fácil que es equivocarse con las personas, de lo sencillo que es quedarse con una parte insignificante de ellas y confundir esa parte con el todo, de lo poco que cuesta mezclar las causas con las consecuencias y al revés."

Oliver_1La joven autora, Lauren Oliver (1982), proviene de una familia de escritores y vive en Brooklyn, "el lugar más feliz sobre la tierra", según ella. Se confiesa una lectora voraz, aunque también le gusta el baile, la interpretación, cantar, la cocina y pintar. Estudió en la Universidad de Chicago y ha trabajado como asistente editorial en Nueva York. Before I fall es su primera novela.

Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.