El Cebo


Hay libros que sorprenden por su excelsa literatura, por su trama intensa o por la categoría inusual de sus personajes, los hay también que te hacen descubrir mundos desconocidos, fantasías imposibles y regiones inexploradas... luego hay, como es el caso, libros en los que uno recoge muestras de tantos géneros, situaciones, personajes y descubrimientos que pueden llegar a abrumar; El Cebo es uno de esos libros en los que uno va leyendo con la boca abierta y según sigue adelante la va abriendo más y más, a veces entrecierras los ojos como si te doliese y en otras te hace rechinar los dientes... la verdad es que es un libro raro del carajo, pero posee unos pensamientos que a uno le hacen dudar de sí mismo en algún momento.

Recuerdo un debate en el instituto -supongo que la mayoría que hayamos cursado filosofía o ética lo habremos tenido parecido- en el que la profesora nos sugería un mundo ideal, sin crímenes ni guerras ni conflictos ni hambrunas... un mundo perfecto, aunque para conseguirlo se debía entregar a un ser superior un bebé recién nacido para que lo torturase cuanto quisiera y de las maneras más horribles posibles ¿qué harías tú? ¿Entregarías ese bebé por el bien del resto de la humanidad?

Esa es la premisa con la que arranca esta novela negra con tintes de ciencia ficción y que se atreve a adentrarse de pleno en los sentimientos humanos más oscuros, unos pocos elegidos son seleccionados para sufrir las torturas que sufrirían los inocentes, son los Cebos, unos agentes de policía "fuera de la ley" que se dedican a cazar a asesinos en serie de una manera muy especial, entregándose a ellos. En un futuro no demasiado lejano la psicología habrá descubierto el psinoma, algo a lo que nadie puede escapar... moviendo los hilos necesarios y haciendo unos gestos precisos, estos Cebos son capaces de atrapar a los asesinos -o a cualquiera que se les ponga por delante- en su propia mente y obligarles a hacer cuanto deseen... algo inquietante capaz de provocar que un padre de familia, ante una palabra dictada desde una llamada de teléfono asesine a sus hijos de una manera cruenta para posteriormente suicidarse... espero que este psinoma no exista de verdad.

Y todo aderezado con Shakespeare, que en la trama del libro resulta ser uno de los primeros conocedores de este psinoma y cuyas pautas, movimientos y secretos están insertados en cada una de sus obras literarias, casi nada.

Dice todo el mundo que José Carlos Somoza es el gran mezclador de géneros literarios y creo que debe serlo, porque al menos en esta novela mezcla unos pocos -y con acierto, cabe añadir-. Sinceramente "El Cebo" es una estupenda novela para pasarlo mal, según lo vas leyendo te vas metiendo en la piel del personaje, cada vez más profundamente hasta acabar sintiendo lo mismo que ella, identificándote con su dolor, con su angustia, con las torturas a las que se ve sometida...

Si os gusta la novela de intriga en castellano os recomiendo este libro publicado por Plaza & Janes, lo vais a pasar estupendamente mal con su lectura y comprenderéis que los asesinos en serie sólo son esclavos de sí mismos... algo que no nos tranquiliza lo más mínimo... aunque, al menos aquí, casi todos terminan siendo castigados por sus propias malvades.

Tras leer El Cebo sigo pensando como entonces, no entregaría a ese niño... aunque el día de mañana me arrepintiese de no haberlo hecho cuando pude.

Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.