Pánico


Sabía que no debía parar de correr. Los que me rodeaban me empujaban, me avisaban de su llegada. Buscaba a mis padres, pero el terror no me dejaba mirar atrás. Había cambiado de calle al menos en dos ocasiones pero eso no impedía que dejara de formar parte de esa marea humana que corría aterrorizada. Notaba como la sangre fluía por mi cuerpo. El sudor me empapaba la camiseta a la vez que el pánico me abrazaba. Un “barbas” empujó al que estaba a mi derecha. Le vi perder sus gafas. Otro con cara de patata casi me tira contra un bordillo. Sentía que me estaba quedando atrás y me dieron ganas de llorar. Fue entonces cuando me encontré en medio de aquellos turistas de ojos rasgados ¡Qué miedo! ¡Ahora sí que estaba perdido! Caí al suelo. Advertí como varios individuos me rodeaban: el “barbas” de antes que empujaba, el de la cara de patata, uno con cara de loco con un sombrero como el de Napoleón, otro con cara de vinagre junto a otro dos a los que llamaban Verrugón y Coletas. En ese momento me despertó mi madre. Había amanecido y mi cama estaba muy revuelta.


Agustín de las Heras Martínez

Finalista en el II CERTAMEN INTERNACIONAL DE MICRORRELATOS DE SAN FERMÍN

Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.