Palabras Envenenadas




Una tarde, eso es lo que ha durado en mis manos esta historia que va de lo policiaco a lo social, pasando por uno de los mayores traumas a los que se enfrenta el mundo en la actualidad, los malos tratos y los abusos a menores.

A través de cuatro de los protagonistas del libro, Maite Carranza nos arrastra a través de las penurias que vive una familia normal y corriente a la que un buen día le desaparece una hija, ¿quién podría sufrir ese trastorno sin terminar mal de la cabeza? ¿Cómo se convive día a día con la pérdida y los sentimientos de culpa? ¿Qué habría pasado si en aquel pasado, antes de la desaparición, hubiese actuado de una forma diferente? La lectura hace que nosotros mismos nos preguntemos acerca de los detalles que han llevado a la desaparición de una joven de quince años, Bárbara, una chica guapa y sensual cuya vida se había convertido en un ciclón que nadie parecía haber captado a tiempo.

Lo sorprendente de esta novela es que comienza con la voz de la propia Bárbara al cumplir ésta los 19 años, está encerrada, se siente culpable, imagina que está así por su culpa... un encierro que puede representar el que sufren miles y miles de personas en todo el mundo día a día, personas encerradas y que, encima, piensan que se lo merecen, que se han ganado su encierro, que su captor (si es que existe) sólo hace lo que hace por su propio bien, personas que se engañan a sí mismas para afianzarse en su condición de víctimas.

Todo comienza gracias a las casualidades, un móvil olvidado, un policía a punto de retirarse y que tiene el caso de Bárbara como una espina que se quiere sacar... dos casualidades que ponen en marcha este engranaje tan bien estructurado por Maite y que nos hace pensar en cuánta gente estará en las manos de desalmados como el de esta novela juvenil que invita a plantearse si nuestro mundo está plagado de maltratadores, pervertidos y gente sin escrúpulos.

Nadie parece ser inocente en esta trama, Eva, la mejor amiga de Bárbara, deseó que desapareciera por haberle quitado el novio y lleva cuatro años intentando vivir sin sentirse culpable; la madre se siente culpable por haber sido permisiva y no haber sabido poner límites a su hija; el inspector de policía se siente culpable por no haber sabido llevar a término el caso... y mientras todo se mueve en esa espiral de culpabilidad Bárbara sigue encerrada en algún lugar, lleva ahí cuatro años y al final se ha vuelto dócil con su captor.

A través de la novela nos convertimos en investigadores de este caso, hasta el punto de que yo tuve un sospechoso desde más o menos las primeras cien páginas del libro y ya no lo solté hasta el final, salvo unas dudas ligeras con otro que Maite se encargó muy pronto de sofocar. Nos encontramos ante los primeros síntomas del maltrato y nadie parece darse cuenta de ello (o mira para otro lado), señales y detalles que nos hacen suponer lo que ocurre, pero a los que nadie hace caso hasta que no es demasiado tarde y todo se reduce a una última llamada desesperada, una cabina de teléfono vacía, un bolso abandonado y una gran mancha de sangre...

Una novela apasionante, dura y muy valiente para denunciar a todos los maltratadores y abusadores que andan sueltos entre nosotros, a veces sin que nos percatemos de ello. Ojalá algún día podamos olvidar esta terrible lacra de nuestra vida cotidiana y todos esos canallas estén encerrados en sus propios zulos, golpeándose a sí mismos con sus puños cobardes.

Ojalá, de momento "Palabras Envenenadas" parece un punto de apoyo para esas víctimas cotidianas que gritan en silencio hasta que se hace demasiado tarde...

Esta novela está recomendada para mayores de 16 años, yo recomendaría a los institutos que se la diesen a leer a sus alumnos, creo que es válida para darnos cuenta de muchas cosas.



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.