El Clan del Oso Cavernario

Os vamos a recomendar una novela que se escribió hace 30 años, pero que no ha perdido ni una pizca de actualidad a pesar de hablar de la Prehistoria, más concretamente del Paleolítico, en una franja histórica en la que convivieron sobre la Tierra dos razas diferentes de humanos, los viejos Neandertales, que acabarían por extinguirse y los más modernos Cromañones, de los que se supone descendemos.

Tres años de estudios e investigaciones hicieron que en 1980 Jean M. Auel publicase “El Clan del Oso Cavernario”, uno de los libros más leídos de la literatura moderna.

Nosotros llevamos varios programas hablando de esta saga literaria creada por la escritora estadounidense, una saga que se llama Los Hijos de la Tierra, en la que la autora puso negro sobre blanco muchas teorías sobre la vida en el paleolítico, algunas de sus suposiciones son mera ficción, pero otras sólo han podido ser refutadas o adjetivadas como inexactas tras los últimos estudios sobre la época.

Puede ser que Jean M. Auel sea una de las personas que más sepa de la Edad de Hielo y el Paleolítico, sus numerosas horas estudiando la época han hecho que los profesores de historia siempre tengan a mano este “Clan del Oso Cavernario” para que sus alumnos le cojan gusto a la Prehistoria.

Treinta años hace de su publicación y parece que fue ayer, pero ¿de qué va el Oso Cavernario? ¿No lo sabéis? ¿Todavía no lo habéis leído? Pues no os preocupéis, nosotros os lo contamos (aunque os recomendamos que lo leáis, sabemos que os va a gustar).

Todo empieza con un terremoto que se traga a toda la gente con la que convive Ayla, una niña cromañón de cinco añitos. La suerte quiere que ella sobreviva y tras reponerse comienza a vagar sola por el mundo hasta que es atacada por un león cavernario, del que escapa por los pelos y que la deja marcada para siempre sus garras en la piel de sus muslos. Ayla es encontrada por un grupo de Neandertales por pura casualidad, se trata de El Clan del Oso Cavernario, que ha decidido abandonar su cueva tras el terremoto, pensando que los espíritus protectores la han maldecido. Iza, la curandera del clan ayuda a Ayla, la cura y decide llevarla con ellos, a pesar de las reticencias iniciales del grupo. Algo a lo que ayuda Creb, el hombre santo del clan, anunciando que la niña tiene la marca de uno de los espíritus más poderosos.

Ayla es pues aceptada a regañadientes y al ser una de “Los Otros” no terminará nunca de encajar en el Clan, sólo la protección de Iza y de Creb hará que pueda seguir viviendo con el grupo. Es evidente que la niña es diferente y a medida que va creciendo esa diferencia se evidencia aún más. No sólo rompe tradiciones y pone la paciencia del resto a prueba con su actitud impulsiva y, en cierto modo, feminista, sino que es incapaz de seguir las normas, es mucho más inteligente que los demás y es capaz de hablar, algo que los neandertales no saben hacer.

Esa diferencia se magnifica día a día. A mí me gustó mucho esa “memoria” colectiva que –según el libro y seguramente pura ficción- que tenían los neandertales, algo que les permitía recordar cómo debían hacer las cosas para sobrevivir y actuar casi por puro instinto, algo que la pobre Ayla no posee, aunque claro, ella aprende todo mucho más rápido que el resto.

“El Clan del Oso Cavernario” nos aporta un sinfín de teorías sobre el paleolítico, nos habla de la vida cotidiana de una tribu neandertal, cómo cazan y recolectan, cómo se relacionan entre ellos, su estatus social… pero además, y sobre todo, es una aventura muy divertida y emocionante sobre las andanzas de Ayla y cómo logra sobrevivir a su vida en esta tribu. Por cierto, que nadie se pierda la espectacular caza del mamut, es una pasada. Antes he mencionado que Ayla es feminista. Sí, y podría ser una de las primeras feministas de la historia (si el libro fuese real), porque reivindica sus derechos como persona, no como mujer. Incluso hace algo que está terminantemente prohibido y la convierte en una repudiada durante un tiempo, caza, algo destinado sólo a los hombres adultos.

La independencia e inteligencia de Ayla, que es enseñada en el arte de las plantas por Iza, la curandera, es temida y despreciada por la mayoría de los miembros del Clan, sobre todo por el hijo del jefe, que la odia por su visible superioridad. Broud, que así se llama este tipejo, la golpeará y humillará ante cualquier oportunidad. Y cuando alcanzan la edad adulta no dudará en violarla reiteradamente, lo que hace que la buena de Ayla se quede embarazada y de a luz a un niño, al que tendrá que proteger de muchos intentos de asesinato hasta que logra que le den un nombre y le acepten en la tribu. Tras lograr esto es expulsada de la tribu y Ayla se marcha dejando atrás a su hijo. De nuevo tendrá que aprender a sobrevivir en un mundo tremendamente hostil para los humanos.

Un libro apasionante, que refleja la historia del Paleolítico a través de los ojos de una joven cromañón con la que todos llegaremos a identificarnos. El clan del Oso Cavernario es como las pipas, si empezáis por el primero no podréis dejar de leerlo hasta terminar con toda la saga. Ya lo veréis.
Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.