El despertar de Heisenberg

Para empezar, ya os digo que este libro es raro, raro, raro... a lo largo de su lectura os encontraréis con muchas páginas escritas, otras partes se cuentan a golpe de ilustración e incluso hay alguna que tendréis que leer a través de los bocadillos de un comic. Vamos, que es raro de narices, sí, pero es de esos libros que te dejan un regusto exquisito en la boca, de los que te hacen rememorar el final una y mil veces, de los que uno recuerda con cariño haber leído.

Me ha encantado. No hay más.

Es de esos libros que uno empieza a leer con cautela, sin saber qué es lo que se va a encontrar, pero que poco a poco te va enganchando hasta enredarte entre su trama y no dejarte escapar hasta que lo acabas. En serio, es un libro que en muy pocas páginas nos describe un futuro incierto en el que las emociones se pueden sentir a golpe de GPS.

Sí, aunque no os lo creáis. En el incierto y extraño futuro que nos describe Joan Manuel Gisbert, los GPS son mucho más que esos aparatejos que nos ayudan a perdernos por las ciudades de medio mundo, metiéndonos en calles en obras o haciéndonos dar enormes rodeos para llegar al bar de enfrente. En este mundo que nos cuenta, los acances tecnológicos han permitido unos GPSs que te hacen encontrar no solo lugares, sino fiestas y puntos de encuentro con otras gentes con tus mismas emociones, además de citas furtivas y lugares de reputaciones dudosas para hacer lo que auno le venga en gana. Pero aún hay más, como diría Super Ratón. Sí, porque hay un último avance que nadie conoce y que está a punto de entrar en la vida de Claudio Ambrós, un publicista acomodado.

Todo comienza cuando Claudio acude a un mercadillo nocturno semiclandestino a comprar algo o, simplemente a dar una vuelta y conoce a Ulia, una mujer que le ofrece un aparato único de ultimísima generación a cambio de un lugar en el que pasar una noche. Claudio piensa que ella le está pidiendo una cita y acepta, a partir de ahí todo cambiará para la humanidad.

No voy a destriparos en final ni a contaros mucho más sobre este libro de ¿Ciencia Ficción? La verdad es que es indefinible, aunque la Editorial el Jinete Azul la catalogue como novela gráfica. La verdad es que tiene de todo, pero sobre todo mucha emoción. Es un libro que poco a poco nos va intrigando más hasta el punto de, como ya os he dicho antes, obligarnos a leer el final lo antes posible.

Se lee muy fácil y con prisas y, por lo menos para mí, es uno de esos libros que no creo que llegue a olvidar nunca, porque es innovador, divertido, intrigante y con un final... de órdago. No os lo perdáis.

De hecho, creo que está dirigido al público juvenil, pero yo he decidio reseñarlo aquí y no en el Menudo, porque creo que gustará a todo el mundo a partir de los 12 o 13 años en adelante.

Una cosa rara que os invito a descubrir.
Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.