La Cosa del Pantano - Alan Moore

De pequeño no me atraían los tebeos con imágenes de cubiertas raras, por eso, cuando iba al kiosco de mi barrio no compraba nunca V de Vendetta, ni siquiera La Patrulla X (porque me daba repelús eso de que a un tipo le saliesen rayos por los ojos, fíjate tú qué tontería más grande) y por supuesto, como era así de pitiminí, nunca me dio por coger un tebeo de "La cosa del Pantano"... en fin, que, años después, tras haber devorado Mortadelos, Zipis y Zapes, Superlópez, Carpantas, 13 Rúe del Percebe y demás... aparte de muchos supertipos enmallados varios, me doy cuenta de todo lo que me perdí por no coger este tipo de tebeos, ¡porque son una pasada!

Ahora, gracias a Planeta deAgostini, los nostálgicos pueden releer en tomos de lujo esos tebeos de su infancia y/o adolescencia, y otros idiotas como yo, podemos conocer por primera vez a toda una suerte de personajes dispares que jamás debimos dejar de lado, pero que, por unas cosas o por otras, no hemos leído hasta hoy.

Y os tengo que decir una cosa, es un lujo acercarse por primera vez a La cosa del pantano de esta manera, virgen y sin contaminar, deseoso de saber quién, qué o cómo es esta Cosa que deambula por el pantano, es amigo íntimo de una mujer de lo más extraña, tiene un corazón como un piano de grande y es practicamente indestructible, por más que unos y otros se empeñen en acabar con él.


A lo largo de este primer tomo de la colección que nos acaba de presentar Planeta deAgostini, la buena de la Cosa se tiene que enfrentar con un ejército enviado a capturarla, con un doctor chiflado, con uno de los locos a los que se suelen enfrentar los de la Liga de la Justicia habitualmente, a un marido celoso (y endemoniado por un antiguo enemigo de la Cosa cuando esta aún era humana), con demonios (algo que incluye una visita a los infiernos a lo Dante, de la mano de un antihéroe de la DC, Etrigan) y con toda clase de dilemas personales (que incluye un autoentierro). En fin, que en un solo volumen, el personaje es desdoblado a conciencia por el guionista y zarandeado de mil y una formas diferentes, aunque al final, siga paseando tranquilamente por su pantano, peleando con cocodrilos y salvando doncellas cual Quijote enzarzado entre madreselvas.

El guionista de esta espectacular saga de "La cosa del pantano" es el increíble Alan Mooore, uno de los tipos con peor cara de la industria del Tebeo, pero que tiene un genio tremendo a la hora de elaborar historias narradas a través de interminables bocadillos. Alan Moore es algo más que un guionista de tebeos, es un verdadero escritor y poeta, es un tipo capaz de descolocar del todo a un personaje y a volvernos locos, para contarnos simplemente una extraña y aparentemente imposible historia de amor. Alan Moore es un genio y como tal nos hace bailar al son de su batuta, nos hace jadear cuando le quiere imprimir velocidad a sus historias y es capaz de dejarnos exhautos cuando se pone filosófico (de tanto como hemos de pensar).

Este primer volumen es una pasada, yo os recomiendo encarecidamente que no dejéis de leer por ningñun motivo, el momento en el que la Cosa se enfrenta al Rey Mono, un diablo mosntruoso que se alimenta del miedo y que hace que todo un centro de niños autistas dibuje su forma de una u otra manera, e incluso que los presos de Arkham estén aterrados atne su presencia (ver al Joker sin su eterna sonrisa es algo difícil de olvidar, en serio). Pero hay momentos sublimes en la historia, como ese encuentro "sexual" entre Abigail y la Cosa, algo aparentemente impensable y que Alan nos narra de un modo impresionante.

En líneas generales estamos ante un volumen repleto de tebeazos, bueno, hay uno de ellos que a mí, particularmente, me ha gustado menos, que es cuando unos extraterrestres muy bajitos llegan al pantano y tal, pero bueno, supongo que en toda obra de arte debe haber un momento de bajón o de divertimento.

Un tebeo altamente recomendable, no solo por la historia en sí (que con Alan Moore es sinónimo de filosofía, profundidad y acción a raudales), sino por las estupendas ilustraciones que lo acompañan. Aunque, ya que estamos, me gustaría proponer a la DC, que se dibujase una versión moderna de La Cosa... no es por nada, pero con los dibujantes que hay ahora mismo en el mundo de los superhéroes, con las heroínas que dibujan... en fin, que casi me estoy relamiendo al pensar en una Abigail Arcane dibujada por uno de ellos...

En fin, que me arrepiento muchísimo de haber sido tan pitiminí cuando era pequeño, seguro que esta Cosa del Pantano habría poblado más de una de mis pesadillas infantiles, pero, ¡por Dios! Qué gran historia me había perdido hasta ahora, la de un hombre que sobrevive a una bomba, pero no es un hombre, ¿o sí?

Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.