Superman reniega de su condición de ciudadano


El superhéroe más americano (con perdón del Capitán América) entrega su pasaporte a la ONU

Todo ha ocurrido en el número 900 de la serie regular del tipo de las mallas más estupendo del mundo mundial. Supermán es a la DC Comics lo que Steve Rogers a la Marvel, un símbolo. No solo de la valía de los héroes verdaderos, sino también de un sentimiento pro-americano a prueba de villanos, bombas atómicas y dioses destructores venidos de otros mundos a armarla gorda en la Tierra.

Si hace unos años fue el Capitán América el que se opuso a la política de Bush en esa alegoría que fue la Civil War en el universo Marvel, ahora es Clark Kent (el bueno, sabio y poderoso Clark Kent, de Smalville) el que se ofusca con Obama y la tibia política internacional de los Estados Unidos en asuntos como Libia, Siria... menos mal que no hay casi supertipos europeos, porque si lo de los EEUU le parece tibio a Superman, si viese lo que ocurre en Europa... en fin.

Superman ha entregado a la ONU su pasaporte de ciudadano americano, probablemente todo sea un subterfugio para, dentro de unos episodios, recuperar dicha condición y poner en alza los verdaderos valores (supuestamente) americanos.

Aunque, quizás, en este mundo globalizado, Superman ya no deba ser ciudadano americano, sino un ciudadano del mundo.

De momento y para dar ejemplo, Superman, que podría derrocar imperios si así lo pretendiese, se limita a is a Teherán a protestar contra el régimen actual iraní, como un humano más. ¿No es eso un valor verdadero? Un dios que podría cambiar el mundo si lo quisiese, se limita a ponerse del lado de los que piden justicia y hacerse uno más.

Para mí, este es un detalle, que le hace aún un héroe más comprometido y un humano en toda regla. Supermán y el Capi (para mí), son los más grandes (sin olvidar a Batman, mi favorito).
Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. Pues parece ser que la decisión de este héroe que, sin pudor, lleva los calzoncillos puestos por fuera, está levantando ampollas entre los sectores más conservadores de la sociedad estadounidense. Según dicen, han acusado a DC Cómics de querer globalizar a un superhéroe netamente americano, con el peregrino (pero nada desdeñable) objeto de vender más comics de un icono, ahora, mundial. Quieren hacer de Superman el ídolo de las masas de cualquier punto del planeta, alejado de ése símbolo que representó en la segunda guerra mundial, cuando apareció la portada de un cómic con el águila de la bandera yanqui sobre un brazo. Además, la polémica se recrudece en contra de DC, pues el guionista del número 900 es el mismo que está preparando la nueva película, lo que podría afectar a su recaudación en los cines de aquellas tierras.
    Y es que a Supermán, ya no solo le hace temblar las piernas la kriptonita...Superbillete es el nuevo villano que le dará más de un quebradero de cabeza.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón, conta Mega Capitalismo no hay quien venza, pero te digo una cosa, los de DC Comics no son tontos y si la cosa va a mucho más, verás como al final Superman vuelve a encontrar razones para recoger de nuevo su pasaporte americano, reforzando esa sensación estupenda-genial-superhipermega de ser americano.

    ResponderEliminar

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.