Young Liars

Danny Noonan era otro veinteañero sin rumbo, un perdedor con un trabajo de mierda y un grupo que no iba a ninguna parte, hasta que conoció a Sadie, la salvaje hija de un magnate retorcido cuyas perversiones son aún más letales (si cabe) que sus asesinos a sueldo. Ahora, Danny es un veinteañero sin rumbo, un perdedor con un trabajo de mierda… pero está en Nueva York. Además, Sadie está más desatada que nunca gracias a la bala que le han metido en el cerebro y que ha puesto fin a todas y cada una de sus inhibiciones. Sadie, adicta a todo tipo de estímulos, mantiene animado a Danny y a la caterva de inadaptados y marginados que le siguen. Pero cuando su último y alocado plan para hacerse ricos de la noche a la mañana se estrella contra el pasado oculto de Sadie… la peña de Danny descubrirá hasta dónde puede llegar la desinhibición… ¡si es que alguno de ellos sobrevive! Este volumen contiene la serie completa del autor de Balas Perdidas.



Opinión Personal

La pesadilla de un loco peligroso y con la mente muy turbia, esa es la definición que haría de este estupendo tebeo de David Lapham en el que se cuentan las vicisitudes psicotrópicas de un grupo de "amigos" que se ve envuelto en una -o varias- truculenta historia en la que nada es lo que parece o en la que todo parece lo que es.

Drogas, mafia, discotecas, naves espaciales, ultracuerpos, superhéroes... cualquier género parece tener cabida en este tomo gigantesco con la historia de Lapham recogida al completo, un tomo en el que nunca (yo creo que ni siquiera al final) sabremos del todo si lo que se nos cuenta es real o imaginario, pesadilla o realidad y en la que nosotros mismos acabamos tomando partida por unos u otros personajes al albur de la página en cuestión por la que estemos leyendo.

Una historia que, sobre todo, nos habla de egoísmo, de obsesión, de posesión y de las amistades mal entendidas (al menos eso es lo que he creído entresacar yo), pero con la que no estamos ante un entretenimiento común y corriente, porque su lectura requiere de un esfuerzo continio, de un continuo recordatorio de qué habíamos leído hasta entonces o de un continuo adivinar hacia dónde nos quiere lanzar el autor de un golpe de su ingenio o de sus viñetas.

Una pesadilla de 423 páginas de las que no será demasiado fácil despertar y en las que estaremos continuamente en tensión, hasta la viñeta final, donde descubriremos que al final todo lo ocurrido no ha sido más que lo que ya habíamos supuesto páginas y páginas atrás ¿o no?


Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.