La entrevista con Ruta Sepeys en A21


A21 ha publicado un estracto de la entrevista que realizamos con Ruta Sepetys para La Biblioteca Encantada, claro que han recortado incluso el estracto, jeje. Ya sabéis cómo es esto del espacio en la prensa escrita. De todas formas, creo que ha quedado muy bien.

Aquí os ponemos el estracto que les enviamos antes del recorte (si es que todos recortamos hoy día)


Una novela que se lee con un nudo en la garganta y miradas de soslayo a la puerta de tu casa


Hay novelas que traspasan el papel y se convierten en sentimiento, palabras que saltan de las páginas de un libro y se clavan en el alma. Este es el caso de “Entre tonos de gris”, una impresionante epopeya vivida por un grupo de deportados lituanos. Con una ternura repleta de dureza y una ficción basada en la realidad de decenas de supervivientes de los gulags estalinistas, Ruta Sepetys nos presenta una novela que se lee con un nudo en la garganta, con el corazón encogido, casi con dolor, pero siempre iluminado con esa esperanza que nunca deberíamos abandonar. La historia ficticia de Lina, Jonas y su madre, Elena, es la de todo un pueblo masacrado por la brutalidad de un régimen de pesadilla, la de varias naciones humilladas y torturadas por la locura. Durante años, lituanos, letonios y estonios se han visto obligados a callar las atrocidades sufridas bajo el régimen soviético, el miedo y la indiferencia del resto del mundo fueron los culpables de un silencio que poco a poco comienza a desaparecer, aunque aún perviva en el corazón de los supervivientes que pudieron regresar de Siberia, de la muerte en vida.

“Entre tonos de gris” es una novela impresionante. Un documento sobre la barbarie, una historia que apenas nos han dejado ver y que se debería reconocer de una vez por todas. Creo que esta es una de esas novelas que nunca olvidarás, deberías leerla. Pocas historias podrán conmover en este año como la de Lina, una adolescente arrancada de su casa en camisón, de madrugada y lanzada a un vagón de ganado rumbo a Siberia. Si leéis entre tonos de gris, albergaréis en vuestro corazón un cariño especial hacia esta pobre gente que un buen día se encontró fuera de su hogar, humillados y vencidos. Una historia que ojalá no vuelva a repetirse nunca más.


Entrevistamos Ruta Sepetys, norteamericana hija de un refugiado lituano, autora de Entre tonos de gris.


 "He llorado mucho escribiendo el libro"


-¿Por qué escribir “Entre tonos de gris”? ¿Siente que está pagando una deuda con sus raíces?

Lo he escrito para dar voz a muchas personas, para contar lo que les había ocurrido y cuando me reuní con esta gente y las veía, comprendí que estos secretos los estaban destruyendo. He querido escribir esta novela para dar voz a todas aquellas personas que fueron silenciadas.

-Para escribir el libro no solo ha investigado en documentos, sino que se ha entrevistado con supervivientes de los gulags que terminaron por regresar a su patria… ¿qué sensaciones le transmitieron esas personas?

Tristeza, miedo… ¡todavía! Cincuenta, sesenta años después todavía seguían sintiendo miedo. Siguen temiendo que en cualquier momento puedan perderlo todo. Y también gratitud, porque aquello fue una lotería entre la vida y la muerte y a ellos les tocó la vida. Reunirse con esta gente es siempre una situación compleja. Pero ninguno de ellos sentía rabia. No estaban enfadados, no querían venganza…

-¿Se puede ser feliz tras vivir algo semejante?

Uno podría pensar que si sobrevive a esto, podrían sentir una inmensa gratitud o felicidad, pero realmente lo que queda es un velo de tristeza. Yo me fui de Lituania deseando que esas personas puedan llegar a ser felices.

"He querido escribir esta novela para dar voz a todas aquellas personas que fueron silenciadas".

-Esta es una novela muy visual, a veces fotográfica gracias a los dibujos de Lina, la narradora. ¿Fue algo premeditado el disponer de las ilustraciones y pensamientos gráficos de una artista? ¿Quería hacernos ver, a veces iconográficamente lo que nos cuenta la historia?

Sí. Como estas personas no podían contar con palabras lo que les había ocurrido, hablaban a través de la música, la pintura y el arte. Esto me pareció interesante. Mi padre es artista y ¿por qué no darle a Lina ese don para contar la historia? Su arte es una liberación emocional para ella y una forma de narrar su conciencia. Mucha gente habló de un modo parecido.

-¿Qué pesa más en la historia, que Lina sea una artista capaz de fotografiar lo que ve y siente para nosotros, o el hecho de que sea una adolescente?

Creo que ella es una adolescente y como lo es, tiene deseo de vivir, tiene una voluntad de vivir que es como el fuego que quema. Los niños pequeños eran demasiado débiles para vivir y los mayores estaban demasiado cansados. Pero los adolescentes eran rebeldes y yo creo que eso fue lo que les hizo sobrevivir. Estos adolescentes son los que nos pueden contar qué pasó en aquellos tiempos.

-Los hechos que nos cuenta son retazos de odiseas personales reales… ¿cuánto hay de ficción y cuánto de realidad en Entre tonos de gris?

Yo diría que el 75% de las experiencias que narro en la novela son reales y los personajes son ficticios. En el primer borrador solo los tres personajes principales tenían nombre propio, porque quería precisamente integrar a personas reales en esos personajes… fue mi editor quien me hizo poner nombres a esos otros personajes y aún me arrepiento de haberle hecho caso.

-¿Duele saber hasta dónde podemos llegar los humanos?

Es aterrador, es absolutamente aterrador. No soy capaz de comprender ese grado de crueldad.

-¿Cuántas lágrimas ha derramado escribiendo una historia tan dura?

Me sorprende que me sigan quedando lágrimas. Tantas… he llorado tanto… lágrimas de tristeza, de alegría, de miedo… porque quería hacer un buen trabajo, es una historia muy importante. Yo he escrito este libro, pero no me pertenece, es una historia de los lituanos. Tenía miedo de que no les gustase. Ahora son lágrimas de alegría, porque el libro se ha vendido en 27 países… ¡27 países! Es increíble. Nunca pensé que pudiese ser así.

"Los niños pequeños eran demasiado débiles para vivir y los mayores estaban demasiado cansados".




Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.