Microrrelatos sobre política y/o políticos

 

Amplitud de Miras

Se metió el señor topo en política y cursó una meteórica carrera que le llevó al liderazgo de su partido. De creer en la selección natural en este campo, habría de deducirse que era el mejor candidato disponible. Cuando se postulaba para gobernar el país recibió a la prensa, muy ufano, a la puerta de su madriguera. Viéndose en la obligación de explicar sus méritos, afirmó que gestionaría la patria con la misma eficacia con la que hizo prosperar su patrimonio, cuyas tierras se extienden, enfatizó, “hasta donde alcanza la vista”.

Enrique Tamarit Cerdá

Difícil elección

Se queda el votante un poco aturdido con una papeleta en cada mano. Con una, seguro,  que encuentra un empleo  porque va a haber más inversión y con la otra opta, seguro,  por la dación al pago y no tener más deudas con el banco. Decide dar una vuelta para reflexionar. Mientras camina con una papeleta en cada bolsillo,  aún mareado por la responsabilidad,  entra en un bar y pide un café. No le atienden. No toleran el carrito de mendigo.

Paloma Díez Temprano
El buen político

El buen político es una figura mitológica. Cuentan las leyendas que en otro tiempo y en otros lugares existieron, pero que el dinero y el poder acabó con ellos. Estos seres eran personas. Al ser personas ante todo, nunca tomaban decisiones que rebajaran la calidad de vida de los ciudadanos por incrementar las ganancias de las empresas. Estos políticos se preocupaban de que la cultura llegara a todos los rincones de la sociedad y obligaban a los opresores a respetar a los trabajadores. En mi corta vida nunca conocí ninguno. Por ello estoy convencido de que actualmente los buenos políticos son seres mitológicos.

Sin embargo, sigo sin perder la esperanza de que algún día dejarán de ser seres mitológicos y podremos volver a verlos entre nosotros.
Emilio Granell Romero

Diabluras del senado

Españoles que me escucháis  (aunque da igual, voy a seguir diciendo lo mismo).

Sé que la situación de desempleo es cada día mas precaria (lo tengo en cuenta a pesar de mi sueldo de 8.000 euros).

Sé que queréis una sanidad más justa y la tendréis (cuando ya no la necesitéis porque no estéis en este mundo).

Sé que queréis una educación gratuita y con mas docentes para vuestros hijos (lo tendréis cuando ya tengan la edad suficiente como para jubilarse, si es que les queda jubilación, jaja).

Sé que queréis que suba la pensión a vuestros mayores (sí sí, la lleváis clara, esos sopitas y a la cama).

Sé que queréis mas ayuda para la dependencia (en cuanto me vea yo con la silla de ruedas me hare ese planteamiento, de momento no ando mal, jaja).

Y también se que el gobierno tendrá que recortar gastos (sí, sí, como no sea las faldas de las ministras, jaja).

Pero no os preocupéis, que nada os quite el sueño (que no me lo quita ni a mí, jaja).

Ahora os pido vuestro voto, votadme a mí, votad al cambio.


Marse Sobrino

Esperanza empapelada

Daba igual quién ganara las elecciones.

Ninguno le ayudaría a pagar la hipoteca.

Nadie  le acompañaría al supermercado a llenar un carro de la compra ni tampoco le conseguiría una entrevista de trabajo, algo temporal pero que dejara dinero en su cuenta del banco…

Nadie vendría a explicarle a su pequeña que a pesar de los zapatos vacíos la mañana del Día de Reyes ella había sido buena durante el año…

En los tiempos de bonanza habían disfrutado de seguro médico privado, cenas sencillas los sábados y una VISA que siempre tenía crédito… ahora luchaban por comer caliente todos los días.

 Se sentía desengañada, asqueada de las noticias de la televisión y de la realidad  de la gente de la calle como ella… aquella verdad que no salía en ningún sitio simplemente porque “no vendía”.

Así que el 20 de noviembre, mientras que los de arriba se peleaban en las urnas por un trozo del poco pastel que quedaba,  “ella” se encerró en casa con sus hijos y toda la propaganda electoral que habían ido recogiendo por el barrio durante días para mojando cada tira de papel en cola hacer con ellas adornos de Navidad: vaga ilusión empapelada.

María Jesús Juan Meseguer
Políticos

Hoy  tengo amigo mío roto el corazón, hoy he visto políticos a la deriva, jugando con las olas y se reían. Lloraban por la vida que les dio fruto.

Políticos que tenían el viento como amigo y la mirada azul, un sol de vacaciones y su juventud, que andaban en fiesta entre las olas y tenían el alma de viejo marinero.

Cuando los políticos  llegan a la ciudad las mujeres salen y los hombres solos bajan a los mares, y esa noche sientes tu corazón latir al ritmo del marinero y el capitán.

En medio del mar, donde nace la poesía,  donde el espíritu navega en busca de la paz,  los políticos,  encontraron en sus aguas,  la armonía de las estrellas.

Qué sublime, sutil aroma, les iluminó la luna, les enseño la grandeza del clarear, les ofreció sabiduría, les enseñó el amor del camino al hablar.

Josep Manuel Segarra Bellés
Politiqueitor

¿No sabes qué regalar esta navidad a tus hijos? Te presentamos el Politiqueitor, el único muñeco que roba, estafa, miente y encima cae bien. Con el Politiqueitor tu hijo aprenderá los entresijos de la política y podrá jugar a realizar promesas electorales. Juega a subir las pensiones, bajar los impuestos, reducir el déficit público, mejorar las relaciones internacionales y convertir el mundo en un lugar mejor.

Y además, si haces tu pedido ahora, te entregamos el kit Faisán que incluye coecho, escuchas ilegales, colaboración con banda armada, corrupción policial y compra de jueces y fiscales. Pero eso no es todo no, porque si envías un sms al 555 con la frase: Un, dos, tres, tenemos corrupción otra vez, te regalamos un apartamento en Torrevieja y un fantástico viaje a París para 2 personas con pensión completa en un hotel de 5 estrellas, gentileza del concejal de urbanismo de Truños de Arriba. Y para que tu Politiqueitor no esté solo incluimos en el pack a Isabeleitor, la muñeca folklórica, que canta, baila y hasta habla: dientes, dientes, que les jode. No lo pienses más. El Politiqueitor es el juguete de esta navidad. Yo ya tengo el mío ¿y tú?

Rubén Gozalo
Microrrelato ganador del Concurso


Zumo sin vitaminas

Domingo 20 de noviembre de 2011.

Querido diario:

En mi país, al nacer la Democracia ésta vino cargada, no con un pan debajo del brazo, sino con un exprimidor. Tras muchas vueltas, cuando ya no queda una sola gota que extraer a la naranja, su moderno motor vira hacia la derecha, y después hacia la izquierda, y así sucesivamente cada cuatro años.

De las mondas blancas emanan litros y litros de hemiciclos líquidos carentes de vitaminas, escasamente nutritivos, que nos tragamos día tras día sin respirar, o mejor dicho, que nos obligan a tragar tapándonos las narices.

Querido diario, en mi país se llama zumo a cualquier cosa.

Querido diario, me paso a la Coca-Cola. La cafeína no debe de ser tan mala.

Patricia Merayo López-Huerta
Tour de forcé actoral

No se consideraba un mal actor. Había hecho Lorca, Quevedo, Ibsen, Wilde... También estado en giras, talleres, incluso de director. Pero tras meses de chantajes, extorsiones, y sugerencias no demasiado sutiles, vio que el papel de político le venía grande.

Víctor Pintado
Redacción escolar sobre nuestra democracia

Ayer hubo elecciones. El Gobierno fue muy amable. Repartió entre toda la población uniformes para que todos vistamos igual de bien. Además son reversibles, así que si por la mañana vas de rojo, de tarde puedes vestir de azul. Muchas veces hay peleas por las calles de pobres, porque unos quieren formar otro partido más que el que tenemos, y siempre usan la violencia, cuando es ilegal menos para Los Policías. Los únicos que llevan una ropa distinta son los limpiadores, que van de amarillo chillón. A veces la sangre de los manifestantes se les pega y les quedan manchas negras en el uniforme y tienen que limpiarse a ellos mismos. ¡Qué asco! Gracias a la Democracia, nuestros votos han conseguido que el Gobierno use carpetas de color azul turquesa durante los próximos 8 años.

«Visto bueno. Falta desarrollar: olvidaste mencionar el origen divino del Emperador. Que no trabaje en el Senado, no significa que su Realeza no sea importante para el Mundo.»

Víctor Pintado

Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. He llegado al blog desde Facebook y me han gustado mucho los textos que he leído. Será un placer asomarme a estas almenas tan literarias.

    Saludos

    ResponderEliminar

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.