París 1945


José Enrique Canabal

I Premio Internacional Alexandre Dumas de Novela

La Segunda Guerra Mundial acaba de arrasar Europa, causando millones de muertes. El marqués de Moll y su joven esposa regresan a París tras el juicio de Nüremberg. Han sufrido una terrible historia de lucha, amor y huida que transcurre entre la postguerra española y la liberación de París. La novela, ambientada en la Francia ocupada por los nazis, narra historias como la del doctor Saint Martin, que ampara a cincuenta niños judíos tuberculosos, o madame Fourcade, que salva a Marie de las garras de su marido. Se revelan los dramas de millones de personas, heroicas historias de rebelión.

En París, 1945 encontramos un cruce de tramas entre el amor y la muerte, las almas malogradas de los moradores de la noche, la lucha y la huida de una realidad cruel que está a la altura de los mejores logros de Canabal, un autor de quien el crítico J. Ángel Juristo escribió: "… rebasa en buena parte los ámbitos en que se mueve hoy en día la narrativa. Una trama que respira el aire esotérico de Hesse". El crítico Eduardo Campos escribió sobre Luna de papel: "Con una prosa magnífica, es (…) imprescindible en cualquier biblioteca. Una novela magistral muy recomendable". Sobre la calidad de las novelas históricas de Canabal destaca la opinión del novelista Juan Manuel González, quien afirmó de Marea baja "descripciones brillantes, excelentes diálogos y personajes, bien estructurada con una historia atrayente que mantiene la intriga hasta el final. Una excelente novela". París, 1945, es la obra ganadora del I Premio Alexandre Dumas de Novela.


Una nueva reafirmación de lo odiosa que es la guerra…

Dice José Enrique Canabal que la II Guerra Mundial solo es una excusa para escribir una historia de amor, de principios y rebeldía, pero creo que, además del mensaje que el autor quería dejar impregnado en la lectura, sí estamos ante una estupenda novela de guerra, con historias heroicas, momentos siniestros y vidas atormentadas por uno de los momentos más aciagos y significativos de la historia de la humanidad.

La verdad es que se hace complicado hablar de un libro con tantas tramas cruzadas, personajes y perspectivas como “París, 1945”, aunque, para empezar, puedo decir que me ha gustado, y no solo por la cantidad de historias sorprendentes, aventuras y desventuras que contiene, sino porque, por encima de todo, al leerlo, uno se queda con un regusto amargo y con la sensación de no poder cerrar el libro con total sosiego. Durante toda la trama podemos comprobar el compromiso del autor en contra de la guerra, las injusticias, la tiranía y de la sinrazón de la violencia que, a pesar de las heroicidades narradas y de la valentía de muchos de los personajes, confirma mi opinión de que una guerra siempre es perjudicial para aquellos que la viven, tanto si estás del lado de los vencedores como si te toca sufrir el de aquellos que son vencidos.

De capítulo en capítulo nos vamos encontrando con los futuros miembros de un grupo de la Resistencia francesa, un pequeño conjunto de personas corrientes que tendrá que vivir -y, en ocasiones morir- de un modo extraordinario y que luchará por liberar Francia de la garra nazi viviendo en el camino toda una suerte de aventuras dispares, muchas de ellas poco o nada heroicas. El romanticismo de la Resistencia, ese que siempre nos ha llamado la atención a tantos y tantos amantes de la libertad, queda emponzoñado por la crudeza de la realidad, como no podía ser de otra forma.

“París, 1945” comienza tras el juicio de Nuremberg, pero camina entre la posguerra española y la derrota de Hitler, dejando en el camino desgracias personales, ajustes de cuentas, vidas partidas y toda una suerte de vivencias que lograrán que el lector odie y ame por igual a los personajes con los que se va encontrando, personajes que no son, casi nunca, ni blancos ni negros, sino que viven anclados en una escala de grises cuyos límites pueden tornarse más claros o más oscuros dependiendo el momento en el que se encuentren.

José Enrique Canabal toma partido y se desnuda en la trama, permitiéndonos a todos comprobar si estamos de acuerdo o no con sus ideas.

Antón, Pierre, Marie, Henry, Yiyo, David, el Francés, Maximine, Amalia… son solo algunos de los personajes que deambulan por esta novela, premiada con el I Premio Alexandre Dumas de Novela, y que sufrirán los rigores de una guerra que sacudió los cimientos de Europa. Una guerra sucia, cruenta, injusta, una guerra malvada… en fin, supongo que uno de los momentos más terribles de la humanidad.

Si queréis odiar un poco más la guerra y averiguar que los héroes solo son personas con sus vidas cotidianas escondidas tras una mirada decidida, no podéis dejar de leer “París, 1945”.

Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Me encanta la crítica que has hecho. Muy trabajada y acertada. Felicidades.

    ResponderEliminar

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.