Jóvenes Titanes - Año Cero

Scott Lobdell
Brett Booth
Tyler Kirkham

La nueva (y primera) encarnación de los Jóvenes Titanes en el Nuevo Universo DC viene cargada de sorpresas. Superboy, Wonder Girl, Kid Flash, Solsticio, Búnker, Skitter... nuevas versiones de personajes clásicos junto a personajes nuevos, todos bajo el no tan férreo liderazgo de Red Robin, el antiguo compañero de Batman. ¿Qué ocurrirá cuando este grupo –a regañadientes- tenga que enfrentarse a N.O.W.H.E.R.E., una maligna organización internacional que trata de capturar y utilizar a adolescentes metahumanos? Con guiones del legendario Scott Lobdell, en este volumen asistiremos a la primera gran saga de esta colección, así como a su número 0, con el remozado origen de Red Robin en el Nuevo Universo DC. ¿Cómo llegó a convertirse en el socio del Señor de la Noche?

Y seguimos a vueltas con el 
reinicio y puesta a cero del 
cuentakilómetros del Universo DC

Si sois lectores habituales de este blog y seguís nuestras reseñas, ya sabréis sobradamente que nos entusiasman los superhéroes, en todas sus vertientes además. Nos gustan los tebeos de supertipos un tanto jocosos que nos hacen reír, pero que antes molaban mucho, nos gustan esos tebeos con críticas bastante irregulares y, por supuesto, nos gustan los tebeos que se están publicando ahora y que convierten a los héroes con mallas en personajes complejos y grises, que se mueven en esa delgada línea entre la justicia y la venganza o que ni siquiera conocen esa línea, ni ganas de hacerlo… y, por supuesto, en esta última línea superheróica es en la que se mueven las publicaciones en ECC Cómics, del reinicio (reboot para los modernos) del Universo DC Cómics, en el que llevamos ya meses metidos y que nos están dando tebeos (cómics para los modernos de antes) en los que los superhéroes de siempre tienen que empezar a calzarse sus mallas, aprender a controlar unos poderes recién adquiridos y vivir en un mundo en el que son considerados ya no bichos raros (que también), sino tipos peligrosos para la vida corriente y normal de los pobres mortales de a pie.

En un mundo agobiado por la constante seguridad no es lícito que existan personajes enmallados con poderes extraños, ese parece ser el eje del nuevo universo DC (o al menos eso es lo que me parece a mí)

En este marco novedoso nos topamos con Tim Drake, el último Robin, un personaje tan sagaz (o casi) como el propio Batman y con un sentido del deber fuera de toda duda. Un personaje que decide averiguar quién o qué está detrás de la desaparición de los jóvenes metahumanos (vamos, chavales con poderes) que están empezando a descubrirse en el mundo. En su periplo y entre encuentros y desencuentros Tim, con su inevitable simpatía y buen humor, irá conociendo a toda una suerte de chavales de su edad con diversos poderes y muchos problemas, con los que no tendrá más remedio que unir fuerzas ante un enemigo común, en esta ocasión una organización gubernamental dedicada a la caza de adolescentes brillantes (ya me entendéis).

El argumento no ganaría un premio a la originalidad, es cierto, pero los encuentros esporádicos (con algunos guiños a los fanáticos de los tebeos), el descubrimiento (sobre todo de los nuevos) de esos personajes que conformarán el supergrupo en futuros tebeos y las continuas dosis de acción y espectacularidad que Scott Lobdell le otorga al guión de este tomo (los primeros seis números de la nueva serie) hacen que uno lo siga leyendo incansable y que quiera en todo momento saber más y más, hasta el final, donde seguimos descubriendo malotes cada vez más osados y cada vez más peligrosos. Además, que una de las primeras aventuras de estos chavales acabe en paliza es un punto a favor del guionista, porque los héroes ya no son tan infalibles como solían serlo antes.

Molan mucho estos superhéroes falibles e hoy en día, que se equivocan, cobran de lo lindo y deben aprender a usar sus poderes antes de ser tipos duros y cañeros

Claro que también es genial que el dibujo de Brett Booth y Tyler Kirkham sea tan espectacular y tan lleno de detalles y matices (sobre todo en lo que a heroínas se refiere), porque esa Wonder Girl (que no me oiga, que no me oiga…) atraerá a centenares de adolescentes a las páginas de una colección que promete sonrisas (y muchas), pero también acción a raudales, aventuras de todo tipo y grandes dosis de amistad, solidaridad, valor y, bueno sí, seguro, romanticismo.

Yo ya me he enganchado a Jóvenes Titanes, pero ya lo digo siempre, soy un chico fácil…



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.