Toriko Nº 9

Mitsutoshi Shimabukuro

¡Para salir en busca de la sopa centenaria, un grupo de expertos cazadores gourmet y Toriko  llegan al continente del frío perpetuo, el infierno helado! ¡en ese entorno inhóspito enseguida se verán en un aprieto!

¡¡Además, les cortarán el paso Tommy, otro de los segundos cocineros del círculo gourmet y que es capaz de controlar a los insectos!!



Porque los manga siempre son emocionantes
y divertidos, hablen de lo que hablen

Creo que no es esta la primera vez (ni creo que sea la última) que os digo eso de que los japoneses son capaces de hacer acción y crear historias con casi cualquier cosa que se les ocurra, en esta ocasión, ni más ni menos, que con la cocina y los alimentos… para hablar de esta serie he decidido recurrir a la Wikipedia, para contaros un poco la sinopsis (que a los que somos profanos no nos viene nada mal hacerlo antes de adentrarnos en una nueva historia japo, aunque como siempre, dejo aquí una advertencia leve frente a la Wikipedia, por si acaso)

Esta es la sinopsis de Toriko…

En un mundo donde la textura y sabor de la comida son extremadamente importantes, existen individuos que son conocidos como cazadores gourmet, quienes se especializan en la adquisición de raras especies de ingredientes y animales, Toriko es uno de esos cazadores y es su sueño encontrar la más preciada comida en el mundo y crear su "menú completo de comidas". Ya que es uno de los cazadores más calificados del mundo, es contratado regularmente por restaurantes y millonarios para ir en busca de nuevos ingredientes y animales raros. Un hombre con una habilidad inhumana, utiliza su increíble fuerza y conocimientos del reino animal para capturar feroces, escurridizas y raras bestias para así promover su meta final. Va en compañía de un débil y tímido chef, Komatsu, quien, inspirado por la ambición de Toriko, viaja con él para mejorar sus habilidades culinarias y hallar raros ingredientes. Una organización llamada el "Bishokukai" (Secta Gourmet), que busca hacerse con el control total de las provisiones de comida del mundo, aumenta la lucha de Toriko en su búsqueda por los ingredientes.

Raro, cuanto menos, ¿no? Con estas trazas, que mezclan a Carlos Arguiñano con Pokemon e incluso con Son Goku, quizá podríamos encontrarnos algo naif o cutre, sin embargo, los creadores japoneses son capaces de apasionarnos con historias como esta, de crear una adicción a un personaje que puede llegar a ser extrema y de conseguir emocionarnos con las aventuras, las luchas y las búsquedas de sus protagonistas. La verdad es que hay en Toriko muchos de los tópicos de los tebeos japoneses: el malote que no lo es tanto, el personaje infantil y bonachón al que el protagonista protege por encima de cualquier otra cosa, la fuerza bruta y los monstruos increíbles, los malvados hiper-poderosos a los que hay que derrotar para cumplir los objetivos… pero, y por encima del resto, lo que tiene siempre el manga (o en la mayoría de las ocasiones), es que su lectura se hace divertidísima y que se disfruta en grande.

Cierto, esta (el número 9 de la colección, ni más ni menos) es mi primera incursión en el mundo de Toriko, pero creedme si os digo que, de tener la oportunidad, regresaré a este universo, porque me he divertido en grande y ya con eso, esta serie, me ha ganado. De vez en cuando, a todos nos gusta divertirnos sin más, aunque nuestra búsqueda nos lleve en pos de una sopa con milenios de existencia (vale, que no será el tesoro más grande del mundo, cierto, pero que en este universo tan extravagante, es como si el resto nos fuésemos en busca del Arca Perdida).

Bichos, monstruos, peleas, personajes intrépidos, comida al por mayor… un manga en estado puro (y muy, muy divertido)



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.