Reseñamos en Castillos en el Aire... Batman: Odisea

Neal Adams

El Joker, Ra’s al Ghul, Talia Head, Ubu, Manbat, Deadman, Robin, Aquaman… aliados y enemigos del Caballero Oscuro, cuya presencia converge en una misteriosa aventura: ante la amenaza de la Liga de asesinos –ahora liderada por el Sensei–, el Caballero Oscuro afronta una odisea, convertida en viaje de reflexión y reafirmación que, relatado en primera persona por el propio Batman, bien podría condicionar su futuro como protector de Gotham City.

Figura esencial de la historieta norteamericana, ya convertido en todo un mito del Noveno Arte, Neal Adams –Batman, Detective Comics, Green Lantern / Green Arrow– retoma a uno de los personajes con los que cosechó buena parte de la fama que atesora. Ahora como autor completo, aborda un ambicioso proyecto: Batman: Odisea, serie limitada originalmente estructurada en dos volúmenes, íntegramente recopilados en el presente tomo.


Una aventura que podría cambiar
A Batman para siempre, ¿cómo no
La íbamos a leer en el castillo?

Todos sabéis de sobra la pasión que sentimos por aquí ante la figura de Batman, ataviado por el manto que sea y embarcado en cualquiera de sus aventuras. Tanto el hombre murciélago como sus enemigos nos fascinan e inquietan a partes iguales, así que no solemos desaprovechar las oportunidades de leerlo que tenemos. No dudamos demasiado a la hora de hacernos con un ejemplar de este tomo de lujo con las dos miniseries que componen Batman: Odisea. Una serie limitada en la que el Detective se enfrenta a sí mismo y en la que se llegará a preguntar si no es en realidad una marioneta utilizada para atrapar payasos mientras hay por detrás grandes poderes haciendo lo que se les viene en gana.

Os tengo que reconocer que el primer volumen de la mini-serie, o lo que es lo mismo, los primeros seis números del tomo, me descolocaron un poco y me dejaron con la sensación de estar perdiéndome cosas o metiéndome en un lío que no era capaz de descifrar. Sí, aparecían por aquí y por allá algunos de los villanos típicos de la historia, el propio Bruce Wayne nos contaba la historia de sus comienzos en primera persona y nos llevábamos más de una sorpresa (como la de ver a Batman armado con un par de pistolas y metiendo la pata en sus primeras aventuras)… pero me parecía un auténtico lío, un rompecabezas que no sabía componer ni ubicar, hasta el punto de creer que estaba leyendo un inusual tebeo de Batman que no me estaba gustando para nada (y eso sí que es raro, pero raro, raro, raro…)


¿Batman es un héroe real o simplemente un payaso que sale por las noches a buscar a otros payasos como él?

Fijaos, está el bueno de Bruce hablando con alguien que no sabemos, pero que pronto sospechamos, sobre sus primeras aventuras y de repente, sin venir a cuento, aparece Talía, después, sin que sepamos ni el cómo ni el porqué, vemos a Deadman y así con un puñado de personajes que aparecen y desaparecen sin que parezcan tener motivos para hacerlo y re-liando el lío que ya teníamos en mente. Todo un juego de trucos y engaños que parecen que no nos llevarán a ninguna parte, de verdad, como si tuviésemos que jugar a un juego del que nadie nos ha contado las reglas…

Pero luego viene el segundo volumen y todo cambia. Las piezas empiezan a encajar poco a poco. Empezamos a saber de qué va la historia, le cogemos el puntillo y empezamos a disfrutar como monas de un tebeo realmente colosal, con el que se lo pasa uno bomba y que juega a las apariciones estelares y misterios de toda clase y condición. Desde el Manicomio de Arkham hasta la Tierra Hueca, pasando por las calles inescrutables de Gotham City, vivimos una aventura descabellada del Hombre Murciélago, pero con la que disfrutamos en grande y nos respondemos a la pregunta esa de si Bruce Wayne no estará en realidad perdiendo el tiempo persiguiendo a maníacos (con lo fácil que sería para él írselos cargando en vez de encerrarlos para que luego se escapen y los tenga que volver a encerrar). Puede que el Detective se vea obligado a traspasar la línea… ¿lo hará?

Un arranque, para mí, dubitativo y lioso (creo que una sensación buscada a propósito por el guión), que culmina con una de esas aventuras que no se pueden olvidar y que no se pueden dejar de leer

¿Qué tienen que ver los dioses egipcios con el Joker o por qué Enigma mantiene tratos con Ra’s al Ghul?, ¿qué pinta Aquaman en una historia como esta o qué sustancias habían tomado los guionistas en según qué partes de la trama?, ¿quién es ManBat y quiénes son esos tipos con aspecto de brutos que visten como Robin y Batman y parecen sacados de un circo de los horrores? Todas estas respuestas y muchas más en el interior de este tomo imprescindible y divertidísimo, que empieza de un modo extraño pero que poco a poco comienza a rodar hasta tornarse en un tebeo que disfrutarán los amantes de las grandes aventuras y los dilemas morales en los héroes y superhéroes.

De verdad, para pasarlo bomba en una aventura que parece que se sale de todos los arcos argumentales de Batman, pero que en realidad parece tocarlos todos… o casi todos. Para disfrutar de una aventura de proporciones épicas.

De nuevo una publicación de la que los amigos de ECC Cómics se tienen que sentir la mar de orgullosos




Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.