Reseñamos "El Yermo"

Sergi Llauguer

Bienvenidos a la Gran Bretaña del futuro: un mundo postapocalíptico donde ya no hay lugar para la vida tal y como la conocemos. Los pocos supervivientes que quedan subsisten sin apenas recursos, la mayoría en asentamientos reconstruidos con los restos de la civilización, y regidos por la ley del más fuerte, la barbarie y el miedo.

Adam y Caleb, dos hermanos huérfanos que viven aislados en la frontera con la Zona Prohibida, emprenderán un viaje épico para seguir los pasos de su padre, desaparecido años atrás, el cual parecía poseer el secreto para cambiar el mundo.



Porque lo Clásico, si está bien contado
y trae novedades, nos encanta


Me gustan las novelas que hablan del fin del mundo, quizás por ese final que se convierte de buenas a primeras en un inicio, en un nuevo comienzo, en un reseteo de nuestro mundo que suele ser a peor, pero que nos hace borrar de un plumazo las cadenas que nos atan día a día. No debo ser el único al que le gusten estas historias o, más que a quien le gusten, a quien le atraigan, como lo demuestra la proliferación de novelas, películas e historias que parte de un fin del mundo como la base principal. Muertos que se levantan de las tumbas, volcanes que nos convierten en seres subterráneos, meteoritos gigantes empeñados en golpear a la Tierra… son múltiples los modos en los que el Apocalipsis profetizado ha llegado en la ficción… y seguro que la mente inquieta de los creadores aún nos dará muchos finales alternativos la mar de originales y divertidos, siempre y cuando se mantengan en la ficción, claro.

Sergi Llauguer ha optado por un clásico en lo que a fines del mundo se trata, la guerra Nuclear, una devastadora catástrofe capaz de arrasar el mundo entero, dejando varados en él, como peces en minúsculos charcos más bien inestables, a unos cuantos humanos supervivientes. La verdad es que últimamente lo nuclear tiene mejor fama que en décadas pasadas, pero es el mal más peligroso al que podríamos enfrentarnos hoy día… 

Una novela que nos vuelve a demostrar lo crueles y salvajes que podemos llegar a ser los humanos

Situados en unos años después de la Guerra Total, nos encontramos en un lugar desolado cercano a la ciudad de Londres, en la casa que dos jóvenes hermanos habitan y en la que sobreviven bastante bien para el momento en el que les ha tocado vivir. Sin embargo, la enfermedad del más joven de los dos desembocará en una serie de acontecimientos que nos llevará a recorrer de su mano las ruinas de la civilización y de una humanidad en periodo de descomposición y salvajismo brutal.

A lo largo de más de 400 páginas viviremos una novela de aventuras y acción, una epopeya en la que seremos testigos del modo de vida de estos pocos supervivientes y del despliegue a ultranza del sentido de la preservación personal. Con recuerdos a “La Carretera” de McCarthy o a “Soy Leyenda”, de Richard Matheson, con algunos paisajes que podrían haberse visto en “28 días después”, estamos ante una novela muy, muy adictiva, de las que uno no puede dejar de leer aunque se tenga que marchar a cualquier cosa, de las que no querrás despegarte para no quedarte con la intriga de lo que va a ocurrir, en la que las sorpresas y los giros argumentales logran mantener la tensión a lo largo de todas las páginas.

No os engañaré si os digo que he disfrutado muchísimo leyendo “El Yermo”, aunque a veces haya tenido que tragar saliva o que taparme los ojos. Es dura, pero deja un poso de optimismo. Es brutal, pero conserva una ternura que la hace diferente a otras historias. Es pura supervivencia, pero deja un pequeño resquicio a la pasión y al amor.

Creo que, sinceramente, es una de las mejores novelas de Ciencia Ficción apocalíptica que he leído últimamente. Lo he pasado muy bien con ella entre las manos y ansío con muchas ganas una posible y apetecible continuación

Os la recomiendo, sencillamente, porque os va a tener en tensión y porque me lo vais a agradecer. Es una gran historia.



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. Bien ahí, Sergi Llauguer, de mis autores favoritos, me envició en las obras literarias acerca de zombies, me hará poco tiempo para leer esta preciosidad.

    ResponderEliminar
  2. Lester, pues ahora te enviciará con las de humanos postapocalípticos, te va a encantar.

    ResponderEliminar

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.