Reseñamos en Castillos en el Aire "Inchaurrondo Blues"

Rafael Jiménez

A principios de los años ochenta, el cuartel de la Guardia Civil en Inchaurrondo, en San Sebastián, es para Eloy, hijo del teniente Navarro, casi una prisión. Eloy tiene poco contacto con el exterior hasta que en una visita al médico conoce a otro chico, Ander. Ambos son apasionados del fútbol y junto a otros chavales organizan partidos dentro y fuera del cuartel, inspirados por la gran Real Sociedad de aquellos años y ajenos a las fronteras ideológicas y casi físicas que imponen los adultos. La amistad, el amor, los descubrimientos infantiles y la magia del fútbol son el nexo de unión entre dos mundos opuestos que amenazan con destruir la frágil felicidad de la infancia.


Porque todo se ve y se lee diferente
si es a través de los ojos de un niño

Puede que si hay leyendo esto alguien demasiado joven o que desconozca la historia reciente de España, todo lo que se cuenta en “Inchaurrondo Blues” le pueda sonar demasiado a ficción o a irrealidad, pero lo mejor (y lo peor) que tiene esta novela es que gran parte de lo que nos cuenta es cierto, al menos todo lo que tiene que ver con el fondo de la historia protagonizada por los dos personajes principales, Ander y Eloy. El miedo, la violencia, la muerte, la incomprensión… puede que a muchos de los que vivimos hace no demasiados años, casi diariamente con noticias en los telediarios y en la prensa de asesinatos, manifestaciones violentas, cargas policiales, violencia callejera y banderas de España e Ikurriñas tapando ataúdes o comandando marchas repletas de ira y resentimiento… desgraciadamente, todo eso es real… y si bien, ahora no tenemos que sufrir muertes ni atentados, el poso que las más de mil muertes dejadas por ETA, del odio visceral, es aún una losa que será difícil de levantar…

Esta podría haber sido una novela llena de reproches, en cambio, solo nos ofrece víctimas, de todo tipo

Rafael Jiménez podría haber escrito una novela repleta de violencia, de reproches y condenas. Él es policía, así que no tiene que ocultar que está con uno de los dos bandos… y aun así, en “Inchaurrondo Blues” ha intentado ir más allá, ha procurado ponerse en la piel del otro lado y ha convertido en víctimas tanto a los Guardias Civiles, sus familias y a las mal llamadas víctimas colaterales como a los hijos, familiares y amigos de aquellos que decidieron saltarse las normas y empuñar las armas por lo que consideraban era una causa justa… también ha criminalizado, personificándolo en un personaje, a aquellos que se consideraban salvadores y justicieros y se vengaban por su propia mano…

“Inchaurrondo Blues” es una novela repleta de esperanza en el futuro, en esas generaciones que tendrán la obligación de reconciliarse y entenderse, pero sobre todo es una historia que habla de la pérdida, del tiempo malgastado, de aquello que dejamos atrás y nunca regresa, de la familia que nos ha tocado en suerte… la prosa utilizada por Rafael está llena de poesía, de capítulos diversos en la vida cotidiana de sus protagonistas, de sueños y recuerdos de otros momentos de la vida, está repleta de ilusión por vivir y de inocencia. Dos niños como protagonistas y un grupo de amigos como secundarios importantes, nos regalan algunas reflexiones para pensar y comprender, porque a través del filtro de la mirada de un niño es donde comprendemos de verdad las cosas realmente importantes… como el por qué se manifestaban cuando moría un adulto de uno de los bandos y no cuando lo hacían niños del otro… realmente, ese pensamiento en los ojos de un niño nos hace estremecer.

Una novela, "Inchaurrondo Blues", repleta de tristeza, de nostalgia, de pérdida... y de esperanza.

Y en mitad de todo el fútbol, como elemento integrador, como lugar en el que no existen fronteras, al menos para los más pequeños, como marco inigualable de igualdad y comprensión, solo dos equipos enfrentados por un balón, pero unidos en el deporte que más pasiones genera en España… la Real Sociedad capaz de golear a Madrid y Barça, Arconada como héroe nacional… 

Podría estar hablando de “Inchaurrondo Blues” durante horas, la verdad, porque me he encontrado con muchas ideas en su interior, con muchas reflexiones, con un amor incondicional por lo vasco y por los vascos, por su historia y su mitología, con un homenaje a la Guardia Civil y a las víctimas del terrorismo… esta es una novela escrita para recordar a los niños asesinados por ETA, que los hay, aunque ahora nos cueste reconocerlo… sé que en el mundo de lo políticamente correcto puede llegar a sonar mal, pero esta es también una novela de buenos y de malos y a mí, especialmente la segunda parte de la misma, me ha parecido una auténtica maravilla. Os la recomiendo, seáis del bando que seáis, puede que tras leerla, decidáis acercaros al que, presuntamente, es vuestro contrario. Todos tenemos padres, madres, hijos, hermanos, sobrinos, amigos… y es una pena que tengamos que perderlos por las ideas llevadas al extremo… ese es el mensaje principal de “Inchaurrondo Blues”, una novela que os quiero recomendar y que os invito a leer con tranquilidad y sin ideas preconcebidas. Os va a gustar.



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.