Alucinando sigo con "Kingdom Come", un pedazo de cómic

Mark Waid
Alex Ross

Superman se ha retirado, y sin su influencia, el mundo ha aceptado a una nueva generación de héroes encabezados por Magog que recurren a la violencia y a la barbarie para impartir su particular visión de la justicia. No obstante, la amenaza de un futuro apocalíptico fuerza el regreso del Hombre de Acero... y el choque con los recién llegados será inevitable.

En 1996, el guionista Mark Waid y el dibujante Alex Ross asombraron al mundo con Kingdom Come, un Otros Mundos que sirvió como alegoría de la situación que vivía el género superheróico y que se convirtió en un clásico instantáneo. Ahora, ECC Ediciones presenta esta edición integral que incluye las cuatro entregas de la miniserie original y numerosos extras.

Porque los superhéroes son los dioses modernos
y corren el peligro de ser arrastrados por el endiosamiento

Adentrarse en un cómic de “Otros Mundos” es siempre una aventura incierta, porque sí, es verdad que a veces parece que a los héroes no les ocurre nada “anormal”, que viven sus extrañas aventuras, conocen a personajes increíbles y hasta son capaces de morir, pero siempre regresan a un status quo más o menos entendible y prorrogable, algo a lo que están tan acostumbrados ellos como los lectores de sus historias… sin embargo, en estas versiones se rompe directamente y desde el principio el estado habitual de las cosas, es esa rotura la que hace que el argumento crezca y tenga sentido y todo lo que pasa es completamente abierto y libre, a gusto de un guionista que en las tramas y cabeceras originales siempre estará atado por la continuidad o por el futuro del personaje.


Batman y Superman enfrentados como nunca antes lo habían estado, ese es uno de los detalles más significativos y metafóricos de esta historia

En “Otros Mundos” todo eso da igual, teniendo en cuenta detalles históricos, poderes, enemigos anteriores y apariencias físicas (que todo es modelable), se puede jugar a casi todo y llevar el universo y la historia DC  a cualquier límite que quieras proponer. En esta ocasión Mark Waid se imaginó a los héroes convertidos en poco más que dioses en un mundo donde no paran de aparecer personas con superpoderes y donde los métodos de antaño ya no sirven, sino que los responsables de la protección y seguridad del mundo deben tomar medidas más expeditivas que en los buenos tiempos, unos métodos que a Superman le parecen aborrecibles por lo que hace tiempo que se retiró y se olvidó de que lo que le hacía más grande entre todos los héroes no era su fuerza sobrehumana o cualquiera de sus habilidades naturales, sino su humanidad.

La verdad es que he leído hasta la fecha varios “Otros Mundos”, pero ninguno me ha sorprendido tanto hasta ahora como este “Kingdom Come”, que me ha mantenido enganchado a sus viñetas y a su historia conteniendo el aliento tras cada página. La verdad es que lo he disfrutado mucho y me ha parecido de lo más espectacular que he podido ver en cómic en mucho tiempo. Sí, es verdad, el original es ya de 1996 y, seguro, que se han hecho ya cosas más molonas, pero a mí este cómic me ha impactado, me ha hecho ver por mí mismo esa teoría que habla de los superhéroes como las referencias mitológicas del mundo moderno.

Para mí Mark Waid y Alex Ross crearon en 1996 un cómic redondo y de lo más apetecible. Además, está dedicado a Christopher Reeve, el primer humano que nos hizo soñar a muchos con la idea de ser héroes

Un cómic que te atrapa nada más empezar por sus ilustraciones realistas hasta el extremo de resultar casi fotográficas, Alex Ross siempre sorprende y aunque a mí la apariencia de Bruce Wayne no me termine de enganchar el resto de personajes me han encantado y el cómic, en conjunto, me ha parecido realmente impresionante.

Una historia que, sobre todo, habla de Fe, de esperanza y de humanidad, a pesar de que tenemos todo lo que convierte un cómic en un evento ocioso más que apetecible, héroes tremendos, luchas épicas y momentos inolvidables. Vemos a todos los personajes que tanto nos gustan reconvertidos y llevados a un futuro bastante aciago, la verdad, muchos de ellos indignados y resignados con el tiempo que les ha tocado vivir.

Y aunque no os quiero desvelar nada de la trama para que la sorpresa os la llevéis al leerlo, sí que os adelanto que veréis una confrontación más que visible entre los humanos y los héroes sobreprotectores que nos quieren proteger de todo, aunque sea sin contar con nosotros y coartando la libertad… no sé si esto os suena de algo…

En fin, un cómic de los que hacen lectores, porque al cambiar las reglas ayudan a que los lectores de cómic jueguen a las referencias y los no lectores de cómics puedan adentrarse de lleno en una historia apasionante y novedosa.

Muy, muy, muy (al menos para mi gusto) recomendable

Y además, los colegas de Ecc Ediciones nos regalan un tomo con los seis números, con portadas, imágenes alternativas, descripciones de personajes, biografías de los autores, bocetos, comentarios… en definitiva, un producto para disfrutarlo en grande.



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Amo este cómic. Fue mi reintroducción al mundo comiquero. Lo recomiendo junto a The New Frontier como los dos extremos de una misma historia.

    ResponderEliminar

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.