"La montaña de diamantes", el Superlopez más serio que he leído (y no era para menos el tema)

Jan

Superlópez, impulsado por una peligrosa determinación de Jaime ante el secuestro de un amigo suyo por Al Taeda, se ve envuelto en una disputa general entre diversas faccio- nes, señores de la guerra y mercenarios por una mina de diamantes ilegal en un remoto lugar de África.








Un personaje maduro
y cada vez más serio

Hacía mucho tiempo que no disfrutaba de las andanzas del peculiar personaje creado por Jan, uno de los favoritos en las lecturas de mi infancia, un personaje que incluso ya peina canas y que sigue como siempre, aunque mucho más serio y menos estrafalario de lo que recordaba. Siempre he pensado que, de aquellas lecturas (que incluían a Mortadelo y Filemón, a Zipi y Zape o a Carpanta, Rompetechos, Pepe Gotera y Otilio…) Superlopez era una de las más locas, pero también de las más adultas, las que trataban algunos asuntos que se escapaban a mi comprensión y que su autor incluía de manera inteligente en sus tramas disparatadas y más que divertidas. Es cierto que Súper es un remedo simpático y original de Superman, que ha compartido aventuras con otros tipos más peculiares y raros que él, que ha tenido momentos de lo más divertidos… pero también es uno de los personajes de esa plantilla que tanto hemos disfrutado más trabajado de todos. Jan fue capaz de viajar a Japón para recrear lo más certeramente posible sus viñetas en aquella aventura frente a la Yakuza, con él hemos conocido el mundo del cine (incluso supimos qué demonios hacía una Script Girl) o incluso nos aventuró en su día en una lectura que nosotros podíamos elegir (a modo de los “elige tu propia aventura”).


Superlópez siempre ha ido un punto más allá del divertimento porque sí (al menos en ocasiones), no voy a decir que siempre ha sido mi favorito porque sería mentira, yo siempre he sido más de los agentes más inútiles de la TIA, pero ha estado ahí desde el principio y regresar a su lectura siempre es una suerte y una promesa de risas y diversión.

Por eso este álbum me ha extrañado, porque apenas he tenido momentos para sonreír y porque trata un tema muy duro y que convierte al personaje de Jan en un defensor de las injusticias, mucho más interesante que el mismísimo Superman (supongo que estamos ante una evolución que ha ido llegando poco a poco en la historia del personaje y que yo, hasta que lo remedie, me he perdido). La verdad es que el tema da para pocas chanzas, los diamantes de sangre y la volubilidad de los regímenes en según qué lugares, aunque la similitud en cuanto a injusticias, pobrezas y vejaciones en cuanto al común de la población local. También los del Al Qaeda se llevan lo suyo, los responsables de evitar las ilegalidades internacionales… en fin, estamos ante un cómic realmente crítico en lo social y con un personaje que ha madurado y se enfrenta a aquello que le parece injusto, capaz de tener una ocurrencia genial para acabar con un problema aparentemente sin solución posible.

Creo que este tomo de Superlopez es genial para los lectores que han abandonado la infancia y empiezan a entrar en la adolescencia, para que comprendan cómo es el mundo en algunos lugares y que ellos tendrán que luchar para remediar las injusticias que nosotros permitimos hoy, también para que nos hagan preguntas, para que tomen conciencia social… también es una lectura que gustará a los adultos, por supuesto.

Uno de los tebeos más adultos y críticos que he leído actualmente. Uno que se toma la vida en serio a pesar de tener como protagonista a un héroe con el traje arrugado (cada vez menos), con un álter ego simpático y bobo (cada vez menos) y de llevar los calzoncillos por fuera.

Me ha gustado ver a un héroe de verdad, seguro de sí mismo, sabedor de lo que puede y lo que debe hacer… quizá no he encontrado las guasas originales del personaje y creo que a Jan este tomo se le ha quedado corto (por esa imposición de las cuarenta y pocas páginas), pero, la verdad, me ha devuelto las ganas de acercarme a Superlopez y disfrutar de su “supongo” evolución.



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.