"Torrente y el Cid" nos devuelve al Torrente más "Mortalediano"

Santiago Segura
Enric Rebollo


En esta aventura Torrente volverá a viajar al pasado para cabalgar al lado de Rodrigo Díaz de Vivar y vivir en sus carnes la leyenda del Cid. Una vez más la historia de España está en manos de Torrente. Oremos.








Porque Torrente es igual aquí, en China
y en cualquier momento de la historia…

Que nadie se me líe ni se llame a engaño, es cierto que solemos traer por aquí reseñas de tebeos protagonizados por héroes y superhéroes, de tebeos más serios o más divertidos, de esos que hacen pensar o que te hacen evadirte, e incluso de tebeos que, en ocasiones, no parecen ni tebeos… pues bien, con Torrente no caben errores, estamos ante todo un TEBEO, pero de los clásicos, de los de toda la vida, de los de un personaje gañán que la va liando allí por donde ronda. Al más puro estilo Mortadelo y Filemón, pero con tintes más adultos y con socarronerías y bufonadas de un calibre menos potable para todos los públicos, el personaje más famoso de Santiago Segura vuelve a viajar al pasado en su segunda aventura en viñetas y si en su primera historia viajó hasta las Américas en compañía de Cristobal Colón, en esta ocasión se topa ni más ni menos que con todo un símbolo de esa España que él adora y “¿defiende?”, el Cid.

Si no habéis visto ninguna película de Torrente y no sabéis de qué pie cojea… bueno, pues lo mismo os sorprende esta historia (incluso para bien), pero si conocéis más o menos de quién es el personaje al que vamos a acompañar… pues eso, que os vais a encontrar con su gorronería, su total ausencia de moral y de tacto y de su semejanza infinita con un animal bendito para los que amamos el jamón serrano y el chóped (pues sí, me gusta el chóped, qué pasa). 

Si os gustan las páginas y tiras cómicas de revistas como “El Jueves” o si os gusta este personaje creado por Santiago Segura… tenéis que leer este tebeo ¡a la española!

El tomo es muy divertido y con él sabremos más sobre el uso y costumbres de una época en la que casi todo se arreglaba con una buena espada, una lanza o un carcaj lleno de flechas. Torrente la liará parda a cada paso que da y, gracias a él, la vida que conocemos de Rodrigo Díaz de Vivar… bueno, cambiará algo. Moros y Cristianos se darán de tortas delante de nuestros ojos y no faltan las escenas semi-eróticas que ya vimos en ese viaje a América. Creo que este es uno de esos tebeos que les va a encantar a los aficionados a las aventuras del detective seguidor del Fari y del Atlético.

La historia es divertida, es como estar leyendo una larga tira cómica de esa revista para mayores y que antes decía que salía los miércoles, y Torrente… bueno, sigue tan bruto y gañán como siempre, que es lo que nos gusta de él y lo que nos hace seguir viendo sus películas una y otra vez, no defrauda a los seguidores del personaje y puede resultar una lectura muy simpática a lectores habituales de tebeos a la española. Todo un entretenimiento de casi 100 páginas mientras llega la quinta entrega de la saga más exitosa del cine español desde "Los Bingueros".

Torrente es Torrente, no sé si es posible explicar algo más…

Y en cuanto al dibujo, ya conocéis a Rebollo, su dibujo no es el más preciso del mundo, tampoco es demasiado preciosista ni regular, pero está repleto de detalles y una documentación extrema, es retorcido por gusto y estilo pero nos deja disfrutar de algunas páginas realmente excelentes y nos regala la acción casi sin necesidad de leer los bocadillos que la acompañan. A mí me encanta cómo dibuja este autor, además no deja un punto libre a nuestra imaginación en ninguna viñeta, todas están completamente coloridas y repletas de objetos, detalles, personajes, paisajes, lugares… 

Creo que, en conjunto, estamos ante otro cómic redondo, que casi se puede leer por sí solo y que, sin tener una continuidad demasiado detallada, podría leerse como una segunda parte del primero, pero también como un cómic completo y terminado… como aquél, esperemos que goce del éxito suficiente como para regalarnos una tercera aventura de este zoquete que tan bien nos cae siempre (porque está lejos y no le olemos ni le sufrimos, claro).

Un tipo capaz de “tocarse” escuchando una loa a Jimena por parte del Cid, en su presencia y arrestado por la Inquisición… bueno… pues eso.

Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.