Toda una declaración de intenciones, "Feroz", el primer volumen de X

Duane Swierczynski
Eric Nguyen

El vigilante enmascarado conocido como “X” administra justicia sin clemencia a los criminales que gobiernan la decadente ciudad de Arcadia. Cuando la bloguera sensacionalista Leigh Ferguson husmea en el callejón equivocado, se da de bruces con la sangrienta guerra de X contra un poderoso criminal. 

DUANE SWIERCZYNSKI (Punosher, Cable, X-Force) y ERIC NGUYEN (Batman: Arkham Unhinged) nos brindan acción visceral con X, el personaje más brutal y carismático de Dark Horse.



Porque si en realidad hubiese algún
justiciero enmascarado sería más así de
bestia que lo que solemos ver en los cómics

Sí, sí, he escribo bestia, pero es que este cómic lo es, y mucho, está repleto de violencia, de sangre y de decapitaciones, muertes dolorosas… digo esto para empezar la reseña para poneros en antecedentes y para que, si sois algo sensibles, no leáis este cómic para personas que disfrutan con la venganza y el dolor de los asesinos.


Un tipo que deja al bueno del Castigador como un amante de la paz, ese es X

La verdad es que me lo he pasado muy bien leyendo “X”, por otro lado, una historia clásica de personaje superheroico con varios detalles que podrían acercar al personaje protagonista a algunos de los superhéroes que tanto nos gustan y agradan, pero en una historia mucho más brutal y sanguinolenta de lo que ellos acostumbran a regalarnos (fijaos, ayer mismo hablaba de lo perturbadora que es “Ciudad del Crimen” y sin embargo, con todas las muertes y toda la sangre que hay en ese estupendo cómic, una de las más crudas y dolorosas para el Murciélago, termina obviada y ocultada sin explicación… aquí no, aquí no se oculta nada de nada.

Dejadme que os cuente un poco la historia… estamos ante un justiciero anónimo (cuya identidad secreta ni siquiera sabemos al final del cómic, así que, en eso ya es original con respecto a otras historias, los lectores solo conocemos al tipo en mallas y kevlar, no sabemos quién se esconde detrás. Un personaje que está por encima de sus enemigos en casi todos los momentos (cuidado, que digo casi), pero que se lleva golpes y heridas más o menos graves en todas las contiendas y que tras cada combate a muerte debe de reponerse y curarse (por cierto, aunque os cuente un poquito de más para lo que acostumbro, al loro con la paliza del final, es de órdago). Bueno, sigo con la historia, este “X” es un tipo que busca venganza (por encima de la justicia, aunque creo que luego esto cambiará en futuros títulos… si es que sobrevive a esta historia, que no os lo quiero dejar demasiado claro), en su camino se topa casi por casualidad con una periodista-blogera muy cañera en su ámbito y que ha decidido contar solo la verdad al escribir o comunicar… a partir de ahí, como si estuviésemos en una versión muy sangrienta de Batman o Daredevil, nos encontramos con la mafia de la ciudad, con policías corruptos, con asesinos en serie… y nosotros acompañamos al peor de todos, porque no se corta un pelo el tipo, es de los que no hacen prisioneros… a no ser que le apetezca torturarlos.

Si os gusta la violencia extrema y las historias de venganza, este cómic os va a apasionar, además tiene un toque de lo más original, no nos deja ver quién es el héroe al que acompañados, al que está debajo de la máscara

Estamos ante un cómic de lo más expeditivo, que no se casa con nada ni con nadie, en el que la sangre salpica a los lectores y algunos de los golpes duelen a los que estamos pendientes de las viñetas. El guión de Duane Swierczynski s bastante entretenido y resultón, nos hace disfrutar de un rato estupendo con esta historia entre las manos, pero a mí me gustaría destacar de esta historia, por encima del guión, el dibujo de Eric Nguyen, que me ha parecido capaz de salirse de las páginas y asustarnos con algunas de las escenas que dibuja.

El tomo publicado por Aleta incluye portadas, portadas alternativas y algunos bocetos del personaje para adentrarnos más en su mundo. No engaña, el la segunda viñeta ya nos cuenta por dónde van a ir los tiros y en la tercera página vemos lo que va a ser una constante en todo el tomo, una muerte brutal y repleta de sangre, a partir de ahí, lo que os decía al principio, los sensibles que lo dejen ya, porque ese es el tono habitual de este cómic. Oscuridad, sangre, muerte, violencia… y, en el fondo, la historia de venganza de un héroe tuerto que, y perdón por la palabra, acojona incluso como aliado.


Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.