"Grayson", una serie para el renacer de un personaje magullado

Tim Seeley
Tom King
Mikel Hanin

Hace unos años que Dick Grayson, el Robin original, emprendió una carrera en solitario como Nightwing. Recientemente, cuando el Sindicato del Crimen invadió la Tierra, una obsesión personal de Owlman, miembro de este grupo de villanos de otra dimensión, le convirtió en un claro objetivo. 

Desenmascarado ante las cámaras del mundo entero, estuvo a punto de morir, destino del que se salvó gracias a la intervención de Lex Luthor. Ya sin identidad secreta, ahora debe reciclarse para la nueva misión que Batman le ha encomendado...


Porque este héroe
tiene aún mucho que contar

Puede que Dick Grayson sea uno de los “ayudantes” de superhéroes más queridos del mundo del cómic (especialmente si le comparamos con Jason Tood), el primer Robin de la historia dejó se independizó y se convirtió en uno de esos personajes que si bien no es tan luminoso como Green Lantern, ni tan molón como Superman, ni tan rápido como Flash sí que logra algo que a ellos se les hace algo más complicado, aglutina simpatía, respeto y cariño por igual. Es un tipo con todas (o casi todas) las capacidades físicas y mentales de Batman, pero además es simpático y es capaz de unirse a otros personajes sin desconfiar en todo momento de ellos… podrías decir que, incluso amparándose en las sombras y utilizando un nombre que evoca a la noche, Dick es el lado luminoso de su padre adoptivo. Así que cuando en “Maldad Eterna” estuvo cerca de morir y fue humillado y exhibido como trofeo de guerra ante el mundo entero muchos sufrimos bastante al verle así y pensamos que su personaje necesitaba un buen tiempo en el “limbo” para recuperarse del varapalo.


Y bien, creo que en esta serie de la que os hablo hoy, empieza ese periodo en una tierra de nadie de la que, estoy seguro, Grayson volverá mucho más fuerte y atractivo que nunca de cara a los lectores de tebeos. Los cuatro primeros números de esta serie, recopilados en España en un tomo único por los amigos de ECC Ediciones nos muestran a un Dick Grayson reconvertido en súper espía, un “trabajo” en el que conocerá a personas tan capaces como él y en el que, parece ser, las máscaras son ligeramente aborrecidas. En compañía de un nuevo grupo de colegas, especialmente una mujer, se embarcará en una aventura bajo las órdenes de un personaje misterioso al que es imposible verle la cara y que tiene pinta de ser alguien mucho más peligroso de lo que parece.

Lejos de las calles de Gothan y despojado de lo que ha sido desde adolescente Grayson debe volver a encontrarse y debe recuperarse completamente a nivel psicológico y además colaborar en una investigación superior de lo más peligrosa. 

El guión de Tim Seeley y Tom King es realmente divertido, nos involucra en una historia de espías dobles y secretos por descubrir repleta de guiños hacia el mundo de los superhéroes y de personajes que, sin serlo, aparentan ser más que capaces de poder estar a la altura de las situaciones requeridas. La verdad es que este primer número, que muchos esperábamos con muchas ganas después de lo ocurrido frente al Sindicato del Crimen, no me ha defraudado en absoluto, más bien al contrario. Veo al personaje a punto de experimentar un crecimiento, casi una evolución completa a nivel personal y psicológico. Lejos de su ciudad natal y del manto del murciélago (luego descubriremos en la lectura que no tanto como creíamos) estamos ante un periodo de transición en la vida de este superhéroe tan querido y que, de eso estoy seguro, resurgirá con fuerza, porque es uno de los grandes secundarios del Universo DC y quizá haya llegado el momento de que pase a ser protagonista.

El dibujo de Mikel Janin no está nada mal (aunque no es de mis favoritos) y acompaña muy bien a la historia y no sé por qué (quizá sea el tema del color) me parece mucho mejor en los dos primeros números que en los dos últimos.

De todos modos es una historia que merece ser seguida y que nos va a deparar una gran aventura que desembocará en el regreso triunfante de Nitghwing o en su muerte y olvido. Además eso de ver a Grayson usando armas de última tecnología y todo tipo de artilugios extraños que no recuerden a murciélagos, me gusta.



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.