Un gran villano al descubierto en "Lex Luthor", una gran obra de Azzarello y Bermejo

Brian Azzarello
Lee Bermejo

Influyente y poderoso magnate poseedor de una mente privilegiada, Lex Luthor está dispuesto a emplear los inagotables recursos a su alcance para compartir con la opinión pública su certeza: que lejos de ser el proclamado defensor de “la verdad, la justicia y el modo de vida americano”, el alienígena conocido como Superman representa una amenaza para la existencia de la raza humana.

Con la obra recopilada en el presente tomo, publicada originalmente en forma de miniserie de cinco entregas, Brian Azzarello y Lee Bermejo—Batman: Fuego cruzado, Joker, Antes de Watchmen: Rorschach— exploraron la psique del archienemigo del Hombre de Acero. Una oportunidad única para comprender las motivaciones y la perspectiva de este carismático megalómano, por méritos propios convertido en uno de los grandes antagonistas del mundo del cómic.

Porque los buenos malvados
hacen más grande al héroe

No tengo que deciros demasiado sobre Lex Luthor, eso es seguro. Este villano sin un pelo de tonto es casi tan simbólico e icónico como su contrapartida enmallada en azul y rojo… y aun así el guión de Azzarello (uno de los grandes guionistas del cómic) ha logrado sorprenderme (bueno, no demasiado, es verdad, pero mucho más de lo que yo esperaba). Y es que durante algunas páginas llegas a comprender las intenciones de Lex y puedes incluso entender sus motivaciones para odiar a muerte a Superman… claro que eso, al menos los que nos tenemos por buenas personas, se termina más o menos a la mitad de la lectura con algunas de las “ocurrencias” del calvo más famoso del mundo del tebeo (con permiso de otros calvos estupendos).


Luthor es tan icónico como Superman, no puede existir el uno sin el otro

Luthor no es poderoso, no tiene grandes virtudes a nivel de capacidades con las que combatir físicamente a los héroes, pero es el tipo más inteligente a la hora de urdir planes geniales con los que fastidiar al prójimo y salir de rositas (al menos casi siempre). En esta ocasión el plan se nos escapa en un principio, pero todo empieza a casar al final de una manera que nos vuelve a demostrar la gran capacidad creativa de Azzarello y lo bien que ha sido capaz de transmitir todo el poderío y la inteligencia inhumana y calculadora que contiene este tipo con el que no sabe uno si es mejor llevarse bien o mal… porque todos suelen acabando de la peor manera y que, sin embargo, es capaz de mover los hilos para que el hijo del limpiador de su oficina termine en uno de los institutos más importantes del mundo.

Un personaje con muchas aristas es el que nos presenta este cómic que ahonda en la fuerza de este villano y sus posibilidades dentro de un universo donde tiene que competir con personajes mucho más poderosos que él, por lo que tiene que ser más duro, inteligente y visceral de lo que, quizá, sería de no tener que hacerlo. Alguien capaz de cualquier cosa con tal de desacreditar a quien cree no es merecedor de convertirse en el adalid de la humanidad. 


Creo que Azzarello consigue que, al menos durante algunas viñetas, lleguemos a ponernos en la piel de Lex y que incluso podamos llegar a compartir sus ideas…

La verdad es que el tomo es de lo más interesante y se une a otros títulos que nos ayudan a profundizar en el universo que tanto amamos y visitamos de vez en cuando, como ese del Pingüino tan impresionante que firman Gregg Hurwitz y Szymon Kudranski, o ese Jóker del mismo tandem que firma este tebeo. Una de esas lecturas que se pueden leer de manera totalmente independiente y que atrapa a los lectores de cualquier género, porque sí, hay héroes, villanos, poderes… pero creo que estamos ante una estupenda novela negra vista desde el punto de vista del villano, una novela que contiene trazas para poder ser utilizada y seguida con diversos hilos si así se pretende, pero que funciona como un todo y nos maravilla con la capacidad malévola de uno de los grandes iconos de DC, Lex Luthor.

Y no he dicho nada del dibujo de Lee Bermejo o de la tinta y color que otorgan a todo el tomo un aire aún más noir y un juego de luces, sombras y reflejos que dicen mucho más de lo que aparentan y que permiten una lectura mucho más rica en matices y sugerencias. No sé qué he disfrutado más al tener este tomo entre las manos si el guión o el dibujo, que es realmente impresionante. Solo os digo que si abrís este tomo por cualquiera de sus páginas, cualquiera, vais a querer meteros de lleno entre sus viñetas.

Intrigante, oscuro, repleto de matices y aristas… una gran novela negra



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.