En "Superman: Horrorville" conocemos a un héroe cada vez más vulnerable, pero también más repleto de carisma


Greg Pak
Varios dibujantes

Tras haber sobrevivido a su mayor batalla contra Brainiac y a ser infectado por la toxina Juicio Final, Superman ha vuelto a la Tierra para ayudar al mundo a recuperarse de la terrible invasión sufrida. Pero cuando una misteriosa niebla empieza a rodear Smallville, el Hombre de Acero siente que debe acudir en auxilio de su ciudad natal…

Porque Superman
siempre tendrá
Smalville en el corazón…

En la reseña de ayer os hablaba de Superman: Condenado, el modo de poner a prueba al Hombre de Acero que Scott Lobdell al principio y Greg Pak después (ayudados de otros guionistas) ponían en marcha para convertir al héroe de la capa roja en un aprieto capaz de derrotarle de verdad y de convertirle en alguien más asustado, más falible y más capaz de sentir miedo y angustia a la hora de enfrentarse a cuanto se le ponga por delante, porque otra cosa no, pero Superman es de esos que lo dejan todo por ayudar a los demás, aunque, a veces, no llegue a tiempo para conseguirlo… Horrorville sigue profundizando en la falibilidad del héroe, en sus pesares o en sus vulnerabilidades, Greg Pak parece pensar que Clark es demasiado perfecto y pretende que le veamos fallar, temblar, temer y errar en sus planteamientos, pero, precisamente con sus defectos, con sus taras, nos está regalando al Superman más cercano y querido que hemos tenido en el mundo del tebeo… en este reinicio, en este Universo de los 52, Clark era demasiado bueno, demasiado héroe, demasiado implacable como para resultar creíble y Pak se ha propuesto que sea querido por sus defectos, no por sus perfecciones… y lo consigue.


Si hay algo que defina a este personaje además de la S en el pecho es su pueblo de adopción, Smallville, un rincón idílico de la América profunda pero piadosa donde “nunca pasa nada”… y sin embargo es el rincón elegido por el nuevo enemigo de Superman para ponerle a prueba después de su enorme aventura frente a Juicio Final y frente a sí mismo… y claro, Clark tiene cuentas pendientes, errores por los que se maldice, momentos que recuerda con nostalgia y que piensa que no volverán… teme que ha perdido algo y algunos de sus amigos de siempre piensan que ya no es tan infalible como solía y parecen culparle de asuntos ocurridos recientemente…

Y cuando Clark tiene miedo cualquier mal parece ser capaz de destruir cuanto quiere y le rodea. No quiero hablar demasiado de esta aventura de tintes Lovecraftianos que envuelve toda este cómic o incluso con toques “Stephenkinianos”, si queréis. Es una aventura en la que nuestro héroe será puesto a prueba de nuevo, en la que, una vez más, será más débil y vulnerable de lo acostumbrado, en la que, de nuevo, requerirá de la ayuda de sus amigos, pero en la que demostrará que para ser un gran héroe no es necesario ser perfecto, hace falta ser humano (en el amplio sentido de la palabra, que Kent es de fuera, ya sabéis).

A mí me ha convencido este Superman con barba y con dudas, este tipo capaz de dejarse aterrorizar hasta el infinito por ayudar a una amiga de la infancia, este Héroe con mayúsculas a quien no le tiembla el pulso para abandonar el gran mundo por regresar un instante a su pueblo… en fin, este hombre que solo busca ayudar a los demás. Leedlo vosotros y contadme, ¿qué Superman os mola más?, ¿El perfecto o el vulnerable?

Por cierto, este tomo viene además con una historia divertida en la que Superman visitará Mundo Bizarro, donde su reflejo más embrutecido tendrá su propio y sorprendente enfrentamiento con Juicio Final… una historia ligera para sonreír después de una aventura oscura y bastante dura para nuestro héroe.



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.