"Superman: Condenado", una vuelta de tuerca al villano capaz de derrotar al más grande los héroes del cómic


Tras varios avistamientos, incluido un cruento enfrentamiento con Wonder Woman, el monstruo conocido como Juicio Final se ha liberado definitivamente de la Zona Fantasma y amenaza con arrasar el mundo entero. Por su parte, Lois Lane ha obtenido poderes psíquicos de un senador de Estados Unidos que formaba parte de los Veinte, un grupo de personas que dependen de un plan aún desconocido de Brainiac, el Coleccionista de Mundos. Y quien ocupa de momento el puesto del difunto senador es el mismísimo Sam Lane... 

Porque hasta Superman
puede tener problemas 
con relaciones tóxicas...

Así comienza un evento/saga protagonizada por el héroe más impresionante del mundo del tebeo. Superman. Uno de esos personajes que uno podría llegar a pensar que son invencibles y que no tendría nada interesante que contar, ¿cómo te enfrentas a un tipo capaz de doblar el acero como si fuese chicle, con una piel impenetrable y una superioridad física atronadora?, ¿cómo acabas con alguien con una altura moral infinita y una capacidad de empatía a prueba de bombas atómicas? Pues eso, si no puedes con él… creo que eso es lo que pensaron durante mucho tiempo los guionistas de Superman, que no podemos con él pues nada, nos intentamos cargar a cuantos tenga a su alrededor y que se apañe para salvarlos y si en algún momento tiene que decidir entre un avión repleto de bebés con ositos de peluche y una carga de gominolas o so padre adoptivo… pues eso, que demuestre lo rápido que es, que no se ande con tonterías… y así fue durante mucho tiempo, hasta que alguien dio, por fin, con un enemigo capaz de tumbar a Superman y no solo de tumbarlo, sino de matarlo y enterrarlo y ahí nació el temible Juicio Final.


Gran parte del Universo del kriptoniano se pasa por esta saga, para ayudar o para todo lo contrario... amigos y enemigos deberán confluir frente a un Mal ante el que parece que nada puede enfrentarse

Pero estamos ante un superhéroe de cómic con más de 70 años a sus espaldas y que genera un buen puñado de dólares y de euros, ¿cómo se iba a quedar muerto? Claro, resucitó y hasta fue capaz de enfrentarse nuevamente con su verdugo y vencerle, así que había que ir un paso más allá, darle una vuelta de tuerca al asunto, ofrecer algo mucho más grave y fuerte en ese nuevo Clark del universo reiniciado de los últimos tiempos y ahí (supongo todo, ¿eh?) fue cuando alguien dijo: “¿y si…?” Y se puso en marcha el evento/saga “Superman Condenado”, compuesto por un buen puñado de grapas y entregas, más o menos entrelazadas entre sí, que nuestros amigos de ECC Ediciones han agrupado en cuatro estupendos volúmenes de unas 150 páginas cada uno en el que disfrutamos de todo el universo Superman y en el que queda un mensaje impresionante, si Superman ha ayudado a todo el mundo en algún momento de su carrera, lo mismo es la hora de que él mismo sea el salvado. Y eso es lo que pasa en Condenado… que Superman tiene que ser salvado por sus amigos y compañeros de “faena”.

No os quiero contar demasiado de esta historia en la que Juicio Final tiene un protagonismo bestial y completo desde el principio, pero de un modo que nunca antes habrías imaginado, una saga por la que desfila toda la compañía que Clark Kent ha tenido en los tebeos, especialmente en los últimos tiempos, y con un protagonismo inesperado de la buena de Wonder Woman.


Lo cierto es que, supongo, algunas de las situaciones que transcurren en este evento tendrán una repercusión más o menos grande en la serie mensual de Superman, algunos poderes adquiridos, algunas de las cosas que pasan, incluso el propio status de Clark como héroe puede verse afectado como consecuencia de todo lo que pasa aquí, pero creo que lo más efectivo de toda la historia (que podría ser un drama en muchos momentos) es esa apuesta de todos por ayudar al que siempre ayuda, por echar una mano a ese que parece no necesitarla nunca pero que, como todo el mundo, puede que tenga que ser ayudado. 

Hay mucho desfile tanto en el guión como en el dibujo. Aunque empezó la historia con Scott Lobdell a la cabeza en compañía de Greg Pak, ya en la segunda parte publicada en España desaparece Lobdell dejando sitio a Chales Souce (que está en los cuatro volúmenes) y a Tony Bedard que se quedó a partir de la tercera entrega en nuestro país. Y en dibujo… ¡madre mía! Es un desfile, más de una docena de dibujantes se pasan por las 500 páginas (más o menos) de este evento de cuatro que a mí, desde luego, me ha gustado mucho y me lo ha hecho pasar muy bien. Además, al ser una serie cerrada te invita a leer y releer una y otra vez hasta sacarle todo el jugo a la historia. Y como veis, ninguno de los dibujantes desmerece al anterior, son todos estupendos y no hay ningún momento en el que te pase por la cabeza el que el nivel ha bajado un punto, aunque si que hay otros que destacan a lo bestia.

Creo que es recomendable para los grandes amantes de Superman, porque querrán leerlo todo del bueno de Kal-El, pero también para los que conozcan de oídas o ligeramente el universo DC con Superman a la cabeza van a disfrutar de estos tebeos, porque hay toda una gama de situaciones, peleas, personajes y momentos emocionantes que harán las delicias de cualquiera.


"Superman: Condenado" nos regala además algunos artículos y portadas del Daily Planet, escritos por Lois Lane (bastante subjetivos, la verdad) y en la edición de ECC Ediciones portadas originales, artículos, comentarios... en fin, lo que suelen traer siempre estos estupendos tebeos.

Yo, desde luego, os recomiendo leer estos cuatro tomos, los vais a disfrutar mucho.
Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.