La Biblioteca Encantada 231, con Imma Turbau


"El rostro del tiempo"

Muy buenas noches a todos, queridos habitantes de La Biblioteca Encantada, sabeos de nuevo bienvenidos a este minúsculo pero a la vez gigantesco rincón del multiverso en el que seguimos insistiendo en el que las palabras pueden más que ningún arma, pues cuando estas últimas tienen un recorrido y uso limitado, las ideas son capaces de atravesar fronteras y transgredir todos los límites establecidos.



Esta noche nos reunimos gracias a una inusual y fantástica historia de amor, de esas que a cualquiera le gustaría vivir en primera persona, porque es dulce pero a la vez irónica y es ácida pero a la vez de lo más tierna. Cuando uno se siente perdido o de vuelta, cuando ha decidido, sin saber demasiado bien por qué, dejar atrás todo lo que antes era tan importante, es cuando parece que se encuentra uno realmente. Al menos eso es lo que nos sugiere la historia que hemos leído y os recomendamos en esta velada literaria, un viaje a través del tiempo en el que el tiempo es lo menos importante, en el que es insustancial, innecesario, inmedible incluso, aunque la novela esté estructurada perfectamente en un tiempo en concreto.

¿O no? Porque la autora nos regala una semana en la vida de dos desconocidos, una semana que podría empezar en tragedia y que parece reconvertir la vida de dos personas para siempre. Dos personas que podríamos ser tú o yo o cualquiera de nosotros, dos personas que, en serio, ojalá fuésemos cualquiera de nosotros. Porque os deseo, de corazón, que podáis encontrar una ilusión, sea cual sea, en cualquier instante de la vida, a ser posible sin buscarlo o incluso sin merecerlo. Y es que esta historia que os traigo esta noche es la de una casualidad afortunada o la de dos afortunados que se encuentran por pura causalidad. Nadie sabe por qué ocurren las cosas, casi nunca se sabe y mucho menos cuando los asuntos de los que hablamos tienen que ver con el Amor, no con una pasión desmedida o con un deseo evidente, tampoco con una obsesión inaudita y repentina, no, qué va estoy hablando de Amor, de ese de verdad. De ese que nos hace ser más sinceros que nunca, más osados que de costumbre y más inaccesibles al mismo tiempo.

“El rostro del tiempo”, así se titula la nueva novela de la periodista, escritora y gestora cultural Imma Turbau, una novela romántica que no se parece a ninguna otra novela romántica que yo haya tenido el placer de leer, no, sino que se acerca más a un buen poema de amor desgranado a través de 200 páginas y una semana de cocción a fuego lento. De hecho, mientras lo leía he recordado algunos poemas de asuntos de corazón, de esos que saben a paréntesis eternos, fuegos infinitos, maceraciones lentas y un poso de cercanía. Una novela, publicada por la editorial Navona, en la que acompañaremos a Carlos a través de una semana que cambiará su vida para siempre y en la que envidiaremos la vida en La Gaviota, un rincón incierto y apacible en lo más profundo de un pueblo de la costa mediterránea.

Os invito a conocer en este capítulo 231 recogido en el VI Volumen de las Crónicas de la Biblioteca Encantada a Carlos y a Carla, dos personas muy diferentes entre sí que, sin esperarlo ni buscarlo, se toparán la una con la otra en un rincón apartado en el que ni el tiempo ni las prisas parecen tener cabida. No deberíamos, especialmente si estamos tomando alguna medicación, pero qué demonios, para eso venimos a este rincón ¿no? Para vivir momentos peligrosos, hoy os invitamos a un par de buenos gintonics en nuestra compañía. Sentaos por ahí y disfrutad del programa, ¡ah! Y no miréis con quién os sentáis, quién sabe, puede que en una mirada se encuentre el resto de vuestra vida y que aún ni lo sospechéis.

Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.